Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Verano en Europa: cómo se prepara para la apertura de fronteras después de la cuarentena

A tres meses de haber cerrado sus fronteras, la Unión Europea comenzó a recibir el pasado 1º de julio a turistas del exterior, aunque de forma limitada y restringida.

Por Marina Tortorella (Especial).

Algunos estados miembros de la Unión Europea (UE) abrieron la semana pasada sus fronteras a 15 países externos al espacio de libre circulación Schengen, mientras que otras mantienen las restricciones impuestas a principios de marzo pasado para frenar los contagios de coronavirus. Así, los grandes destinos turísticos del Viejo Continente vuelven a recibir turistas internacionales para frenar la caída libre de la industria, que representa cerca del 10 por ciento del producto bruto y emplea a 27 millones de personas.

En la nómina hay un solo país latinoamericano, Uruguay, y para seleccionar las naciones se evaluaron la situación sanitaria de todos los países del planeta y los vínculos y relaciones bilaterales que mantienen con los integrantes del Espacio Schengen. Sin embargo, la lista será revisada cada dos semanas en función de la evolución de la pandemia y de posibles rebrotes.

Argentina: qué pasa con nuestro país 

Australia, Argelia, Canadá, Corea del Sur, Georgia, Japón, Marruecos, Montenegro, Nueva Zelanda, Serbia, Tailandia, Túnez, Uruguay y Ruanda son los elegidos para esta reapertura gradual de fronteras, a tres meses del primer cierre limítrofe masivo en la historia de la Unión Europea. En el caso de China, la entrada queda sujeta al principio de reciprocidad.

Más allá de esta decisión, cada estado es soberano en lo referente a sus fronteras y puede elegir vetar a los ciudadanos de algunos países que figuran en el anuncio así como permitírselo a otros que no figuran en esta primera lista.

En ese marco, las empresas de transporte de pasajeros y sectores vinculados a la actividad turística deben adecuarse a los protocolos de seguridad diseñados para reducir riesgos de contagio. Limpieza profunda de mostradores y áreas comunes, equipo de protección (máscaras y guantes) y señaléticas ubicadas en diferentes puntos de la ciudad para evitar aglomeraciones y reducir el contacto son algunas de las medidas impuestas.

Plan retorno

En Lloret del Mar cada vez se ve más gente en las playas.

España puso en marcha el Plan de transición a la nueva normalidad, aplicado en primera instancia en las Islas Baleares con miras a replicarse una vez se compruebe el funcionamiento del modelo de levantamiento de controles temporales en las fronteras. Las empresas hoteleras también deben adecuarse a las medidas establecidas en los protocolos para garantizar no solo la seguridad sanitaria de los turistas sino también de los trabajadores.

En Barcelona, los hoteles ya están dejando en las habitaciones un kit de sanidad pos Covid-19 que incluye tapabocas y guantes. “Los espacios comunes son limitados para garantizar la distancia entre los huéspedes. Y en los restaurantes también limpian con desinfectante cada mesa y las sillas antes de recibir nuevos clientes. Lo mismo hacen con el baño después de que alguien lo usa”, cuenta Laura Otero, desde tierras españolas. Igualmente, en las playas y transporte público se ve mucha aglomeración de personas sin ningún tipo de cuidado más que el tapabocas. Aunque existe un control de capacidad si se llenan. En ese caso, se cierran y controlan los accesos.

Noruega: a contramano de la reapertura 

Facundo y Nanu están en Lloret del Mar, un municipio catalán de la Costa Brava. Desde allí relatan cómo se vive el desconfinamiento. “Si bien la mayoría de los hoteles aún están cerrados, muchos comercios comenzaron a abrir. A diario se nota el incremento de gente en la playa. Con señales y todo, uno tiene que prestar atención para respetar el espacio del otro y evitar contacto”.

Con colas

En Dinamarca, las fronteras comenzaron a abrirse el pasado 27 de junio a países europeos de bajo contagio de coronavirus. “En la frontera con Alemania hubo largas colas para ingresar al país”, indica Fernanda, quien vive en Copenhague hace varios años. En los espacios públicos, detalla, se permite un máximo de 50 personas, pero esa reglamentación no alcanza a los lugares y eventos de particulares.

Los protocolos de seguridad e higiene se ajustan semana a semana y lo mismo sucederá con el turismo: cada jueves, desde el gobierno, se indica cómo continúa la apertura de fronteras con los demás países del espacio Schengen.

En plena normalidad

En París, el desconfinamiento progresivo comenzó en mayo último.

En Francia se vivió un desconfinamiento progresivo que comenzó el pasado 11 de mayo. Si bien la región parisina fue uno de los últimos lugares en plantear la reapertura de centros turísticos y posterior retorno a la normalidad, la vida social hoy en día tiene plena vigencia. “Teatros, cines, museos, bares y boliches han sabido adaptarse a las medidas sanitarias. Si bien la circulación de gente es menor, las medidas son cada vez más laxas y casi ningún lugar sigue cerrado por la pandemia. Inclusive, los gimnasios han sabido reorganizar su funcionamiento”, detalla Lucas, quien regresó a París luego de cumplir la cuarentena europea en Bélgica.

España: con triple control 

Datos útiles

ESPACIO SCHENGEN. Este territorio, constituido mediante un acuerdo firmado en 1985 en la ciudad luxemburguesa que le da el nombre y vigente desde 1995, incluye a 26 países europeos, tanto comunitarios como ajenos a la Comunidad Europea. Allí se suprimieron los controles de fronteras interiores tanto para viajeros locales como para extranjeros.

ESTADOS SOBERANOS. La República Checa mantendrá restricciones a quienes viajen desde Argelia, Marruecos, Túnez, Uruguay, Georgia y Ruanda. Asimismo, Austria impuso límites al ingreso desde Serbia y Montenegro. Al contrario, Croacia decidió ampliar la lista y agregar a su vecina Bosnia-Herzegovina. Por su parte, Italia permitirá la entrada de los residentes de todos los países de la lista por necesidades laborales, por razones de salud, por estudios y por urgencia absoluta, e impuso una cuarentena obligatoria de dos semanas a la vez que amplió el listado a otra docena de países con la mirada puesta en incentivar la industria del turismo. Bélgica evaluará cuándo y en qué condiciones permitirá acceder a su territorio los viajes no esenciales de los residentes de los 14 países que forman parte de la recomendación europea. Los Países Bajos adhirieron al acuerdo sin restricciones. Alemania mantuvo a Marruecos y a Argelia en la prohibición del ingreso.

A REVISIÓN. La lista de países elaborada por la UE será revisada cada dos semanas y se podrá agregar o quitar países en función de las condiciones epidemiológicas. Pese al cierre de fronteras, durante estos casi cuatro meses el personal considerado esencial se ha podido trasladar entre países sin impedimentos y así seguirá siendo.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.