Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Vacaciones en Brasil: destinos, precios y opciones para esta temporada de verano

El país vecino es el principal destino turístico de muchos argentinos y tiene una variada propuesta para descubrir, más allá de sus playas. Para quienes aún dudan, sigue siendo opción en tiempos de crisis.

Por Juan Manuel Pairone (Especial).

Brasil es, más allá de gustos, la tierra prometida para muchos cordobeses que piensan sus vacaciones a lo largo de cada año. Como ese paraíso cercano pero a la vez distante, el país más grande y poblado de Sudamérica conjuga playas, cultura con influencias afro y europeas, alegría expresada en forma de baile y carnaval y un clima que suele ayudar a los bronceados.

En auto, en bus o en avión, las playas de Brasil son el destino principal de muchos comprovincianos que, a más de mil kilómetros de cualquier salida al mar, eligen la extensísima costa brasileña tanto por sus bondades naturales como por su gente. Los 8.500 km de litoral se transforman en una variante casi infinita de lugares. Más chicos, más grandes, más alejados, más urbanizados. En definitiva, para todos los gustos.

En un vistazo rápido, todo empieza por las playas del sur, con Florianópolis y Camboriú como eternas predilectas de los turistas argentinos, que juegan de local en el estado de Santa Catarina y también en parajes clásicos de Río Grande do Sul, como Torres.

Camboriu, otro de los imanes para los turistas que viajan desde Argentina. (Graciela Cutuli)

Más arriba en el mapa, y cerca de San Pablo, Guarujá y Santos pueden combinarse con algunos días en la metrópoli brasileña por excelencia (más de 12 millones de habitantes en su área urbana). Ya en Río de Janeiro, además de la cidade maravilhosa es imposible dejar de lado a paraísos reconocidos como Angra Dos Reis, Ilha Grande o Búzios.

Siguiendo la costa rumbo hacia el norte, Vila Velha combina historia, modernidad y 32 kilómetros de playas en el estado de Espíritu Santo. Ya en Bahía, Porto Seguro primero y Salvador y su lista imponente de playas cercanas después, concentran la oferta de lo que empieza a conocerse como el nordeste. Maceió, Maragogi y San Miguel de los Milagros, en Alagoas; Recife, en Pernambuco; y Natal (con Pipa a sólo 80 kilómetros), en Río Grande do Norte, son otros destinos que ganaron trascendencia con el tiempo y se instalaron en la oferta regular de veraneo que mezcla playa con turismo urbano y comodidades propias de los servicios all inclusive.

Más hacia el norte, Fortaleza es la referencia cercana de un pequeño polo turístico que se impone en Instagram: Jericoacora y su emblemática puesta de sol entre dunas y un paisaje que confunde con el Caribe, justo en medio de un Parque Nacional. Y todo esto es apenas la puerta de entrada a un país inmenso, que es casi un continente en sí mismo.

Más que playas

“Nada mueve más dinero entre Brasil y Argentina que el turismo”, dijo días atrás Gilson Machado Neto, presidente del Instituto Brasileño de Turismo (Embratur), marcando la importancia del flujo de viajeros entre ambos países, incluso al punto de considerarlo de mayor trascendencia que el agronegocio y la industria.

El funcionario consideró de especial magnitud la relación entre Brasil y los turistas argentinos, que alcanzan anualmente una cifra de 2.600.000 visitantes (un millón y medio por encima de la cantidad de brasileños que ingresan a nuestro país). Machado Neto confirmó que Argentina es “uno de los pocos países con el que tenemos superávit turístico”.

Sin embargo, el propio funcionario remarcó la necesidad de pensar a Brasil más allá de sus costas de cara al Atlántico. “Brasil tiene todo lo que un turista desee, menos desierto. Tenemos 32.000 km de ríos navegables. Un lugar exquisito como el Amazonas, con epicentro en el estado más grande del país (y Sudamérica) en el extremo noroeste del mapa, justo en la frontera con Colombia”, describió.

Además, el titular del Embratur focalizó en Brasilia, la capital inaugurada en 1960 que es considerada por el funcionario como “una obra de arte en vivo” y “la más bonita del mundo”. Cerca de allí, a solo 40 minutos de la ciudad diseñada por Oscar Niemeyer y en pleno estado de Goiás, el Parque Nacional Chapada dos Veadeiros es una perla con piscinas naturales de agua caliente y azul.

Rodeada por el Océano Atlántico, Florianópilis es uno de los puntos de llegada de turistas de todo el mundo. (Embratur)

A su vez, Machado Neto mencionó el polo ecoturístico y de turismo de aventura de Bonito, en el estado de Mato Grosso, y las playas de agua dulce del río Araguaia que atraviesa, además de Goiás y Mato Grosso, los estados de Tocantins y Pará. Además, destacó la importante inversión en seguridad realizada en el último tiempo en los principales destinos del país, que anualmente recibe a seis millones de turistas extranjeros y cuenta con un movimiento interno de 90 millones de turistas al año.

El funcionario resaltó que las áreas turísticas de Porto de Galinhas, Foz de Iguazú, Pantanal, Bonito, Jalapao y Brasilia cuentan con los mismos índices de contención al turista que se encuentran en Suiza. En paralelo, recomendó a los turistas argentinos aventurarse a recorrer Brasil en carretera, en especial los casi cinco mil kilómetros de la famosa BR-101, que une Río Grande do Sul y Río Grande do Norte.

¿Y la crisis?

Ahora bien, en un contexto de crisis ¿sigue siendo rentable ir a Brasil por más económico que fuera el plan? “Está muy barato para el argentino por el precio del real, y muchos argentinos, a causa de la crisis, van a dejar de viajar por los Estados Unidos y el Caribe y van a ir al Brasil”, afirmó.

Ese descenso en la demanda de turistas que otros años eligieron destinos más onerosos ya se vio con fuerza en 2018 y 2019, y tendrá su continuidad en 2020. En la presentación de la próxima temporada de verano realizada en Córdoba, a fines de septiembre pasado, por caso, la gerente de la operadora mayorista Mediterránea, Roxana Rivilli, destacó que los prestadores de servicios de Brasil hicieron un notable esfuerzo para adecuar sus tarifas a los valores más bajos, teniendo en cuenta la coyuntura económica de Argentina.

“Se puede considerar un paquete para enero a Río de Janeiro con aéreo desde Córdoba, más traslado y alojamiento con desayuno en hotel 3 estrellas frente al mar, desde aproximadamente 700 dólares por persona”, detalló. Rivilli consideró fundamental en este sentido la conectividad aérea disponible a través de Aerolíneas Argentinas, Gol, Latam y desde este año también Flybondi, que acaba de inaugura su ruta a Río de Janeiro.

El dato: en febrero, antes del Carnaval, todas las tarifas bajan.

Santa Catarina enamora con toda la oferta que despliega para el descanso y la diversión. (Embratur)

Datos útiles

Embajada argentina en Brasil.

ebras.cancilleria.gob.ar.

Sitio oficial de turismo. www.visitbrasil.com/es.

Pasos internacionales.

www.argentina.gob.ar/pasosinternacionales

Cambio.

Actualmente cada dólar cuesta 4,11 reales.

Precios y algo más

En cuanto a costos generales, el sitio Preciosmundi, que compara precios en más de 100 países, da cuenta de que para los argentinos no hay tanta diferencia a la hora de pensar gastos cotidianos en el país vecino. Una botella grande de agua (U$S 0,69), un café (U$S 1,50) o una docena de huevos (U$S 1,40) cuestan lo mismo.

Se destacan valores menores en los lácteos (un litro de leche cuesta U$S 0,78) y en menús diarios (se puede comer bien por menos de U$S 5) y costos elevados en transporte (un taxi sale el doble que en Córdoba).

En alojamiento, la noche en un hotel tres estrellas en Río de Janeiro está entre los 70 y los 100 dólares.

En transporte, hay opciones más allá del avión. Ir en auto de Córdoba a Florianópolis cuesta unos 9 mil pesos de nafta por tramo, mientras que el costo en colectivo ronda entre los 3.800 y los 4.900 pesos en el mismo formato.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.