Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Una propuesta mejicana 5 estrellas

Por Diego Tabachnik.

Los Cabos se destaca por ser un destino selecto dentro de la oferta turística de México. Su sello son los all inclusive “de lujo”, donde la capacidad de asombro es desafiada a cada paso.

Voy de Viaje pudo vivir la experiencia de un all inclusive de lujo en Paradisus by Meliá, un flamante hotel que la cadena española remodeló con una inversión de 35 millones de dólares, centrado en la atención personalizada (400 empleados para 350 habitaciones) y de una escala “pequeña” en comparación con esos gigantes que suelen ser los all inclusive. Esto le permite brindar servicio de mayordomos que le ofrecen al huésped un asesoramiento personal en su estadía: de recomendaciones de acuerdo con sus gustos para disfrutar al máximo los 13 espacios gastronómicos del hotel al servicio de desempacado y empacado de equipaje, por ejemplo. Pero es la suma de los detalles (desde la decoración hasta los aromas que hay en los ambientes; desde las bebidas premium disponibles a todo momento y en todo lugar hasta la calidad de los amenities de baño) la que eleva la vara del placer a niveles de ensueño.

Por otro lado, la gastronomía es una experiencia central en Paradisus. Salvo un buffet internacional, todos los restaurantes son a la carta, no requieren reservación y es como salir a probar manjares por los cinco continentes: fusión asiática, cocina mexicana contemporánea, rústico italiana, parrillada argentina, platos del Pacífico y la perla del hotel, el restó de cocina contemporánea de autor, del chef español Martín Berasategui, que lleva ganadas 8 estrellas Michelin (el último es el único que se paga fuera del todo incluido). Cada vez que un comensal se sienta en la mesa, debe prepararse para una ceremonia en la que lo único difícil es decir “basta”.

Además, hay sectores exclusivos para niños, familias y otros para parejas. Quien logre dejar atrás tantos atractivos y comodidades tendrá a pocos pasos una playa con un área demarcada en la que se puede nadar tranquilamente.   

Este diario también pudo probar el servicio del Hotel Gran Velas, un imponente todo incluido de lujo propiedad de capitales mejicanos (del grupo familiar Velas) que fue construido en sólo nueve meses tras una inversión de 100 millones de dólares. Hay que decir que cada centavo se nota. Tiene 304 suites, todas con vista al mar y de dimensiones impactantes (según la categoría, algunas tienen un jacuzzi en el balcón y otro adentro de la habitación, por ejemplo). Hay siete restaurantes, cuatro exclusivos para cenas a cargo de chefs europeos (como el holandés Sydney Schuttle, con su cocina de autor en menús de 10 pasos).

También se puede disfrutar de opciones más sencillas pero igualmente encantadoras: saborear un ceviche del Mar de Cortés al costado de la pileta, en la cevichería Cabrilla, es una experiencia inolvidable.

“Nos distingue el servicio personalizado, atento y cálido, la sonrisa genuina de nuestro personal, la calidad de la comida y las habitaciones”, dice Gerardo Velas, gerente de la división suites del hotel.

Ser huésped en este tipo de hoteles es una experiencia sensorial que se interpreta viviéndola en primera persona y que tiene una “trampa”: a los pocos minutos de ingresar en este universo, el cuerpo se acostumbra y es como si hubiese estado allí desde siempre. Lo “doloroso” es dejarlo.

¿Por cuánto?

Paradisus Los Cabos tiene una tarifa que parte de los 399 dólares (alrededor de 7.000 pesos) por habitación por noche, en régimen todo incluido de lujo. Más info: melia.com.

Grand Velas Los Cabos ofrece, hasta el 28 de agosto, la Habitación Ambassador desde 1.096 dólares (alrededor de 19.200 pesos) en base doble. Menores de hasta 12 años, gratis en reservas hasta noviembre. 50 dólares de crédito de spa para tratamiento por adulto por noche. 10% de descuento en Boutique. Más datos: grandvelas.com.mx.

Temas: #México

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.