Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

Una nueva campaña busca terminar con los paseos en burro en Santorini

La iniciativa apunta a generar conciencia sobre el maltrato que sufren muchos de estos animales, sobre todo al transportar turistas con sobrepeso.

Por Redacción Voy de Viaje.

Los paseos en burro por la isla de Santorini (Grecia) son una experiencia muy popular entre los turistas. Pero, desde hace unos años, parte de la sociedad se opone a esta actividad, ya que muchas veces los montan viajeros con sobrepeso, lo que genera en los animales lesiones, llagas y un intenso cansancio.

Los recorridos que hacen los burros van desde la costa hasta un mirador, para lo cual deben subir, varias veces por día, más de 600 escalones.

Frente a esta problemática, en octubre pasado se prohibió montar estos animales a los turistas que pesaran más de 100 kilos. Y ahora, por iniciativa de la organización The Donkey Sanctuary –en español, “el santuario del burro”–, se lanzó una campaña de concientización.

Activistas, autoridades de los cruceros que llegan a la isla y autoridades locales se unieron en esta medida con el objetivo de que los turistas conozcan el estrés por el que pasan los animales.

Te puede interesar: 72 horas en Santorini

¿En qué consiste la campaña? Además de repartir folletos informativos, The Donkey Sanctuary creó un video en el que se pide a los turistas que piensen si los burros y las mulas que trabajan reciben la atención básica adecuada, que incluye suficiente agua y protección contra el sol, antes de decidir si los montan o no.

También se les pide que consideren si los animales son tratados bien por sus dueños o si, al contrario, se les hace transportar cargas inapropiadas, ya sea equipaje o turistas.

“Los burros naturalmente evitan mostrar angustia, lo que significa que no siempre es fácil ver que están sufriendo. Como resultado, las personas a menudo se aprovechan de sus rasgos de trabajo duro, y en ocasiones pueden ser sobrecargados de trabajo o incluso ser golpeados”, dice la organización a través de su sitio web.

Y agrega: “Nos hemos asociado con CLIA (Cruise Lines International Association) para pedirles a los turistas que se pongan ‘en sus lomos’ y que se cuestionen cómo se sentirían trabajando en las mismas condiciones”.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.