Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En pareja

Una casa en movimiento: la historia de Marcos y Mili

Esta pareja argentina viaja desde hace 10 meses en un bus equipado con todo lo necesario para poder cumplir su sueño: conocer el mundo. “Es más fácil de lo que parece y, una vez que arrancás, todo se va dando”, aseguran.

Por Redacción Voy de Viaje.

La historia de Marcos y Mili es una de esas que inspiran a arriesgarse y vivir de los viajes. La pareja actualmente vive en un bus y está haciendo un recorrido que los llevará desde California hasta Argentina, en un viaje que empezó hace diez meses y que durará aproximadamente dos años. En ese marco, Voy de Viaje habló con ellos para conocer más acerca de su estilo de vida.

-¿Cómo surgió su pasión por los viajes?

-Siempre nos gustó mucho viajar. Tuvimos la posibilidad y la suerte de viajar con nuestras familias; después, cuando fuimos más grandes, con amigos; y ahora, de hacerlo juntos. Pero la verdadera pasión surgió en el 2015, cuando nos fuimos a Australia con una Working Holliday Visa. Vivimos y trabajamos ahí siete meses, luego compramos una van con un colchón en el baúl. Nos fuimos a viajar dos meses por la costa este australiana y terminamos con cinco meses de mochila por Asia. Ahí se despertó algo nuevo: el gusto por viajar se transformó en pasión y en estilo de vida.

-¿Qué lugares conocen hasta el momento?

-Uruguay, Brasil, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Belice, México, Estados Unidos, Australia, Indonesia, Tailandia, Japón, Sri Lanka, India, Egipto, Italia y Argentina, claro.

 

 

Una publicación compartida de PANAMERICANBUS (@panamericanbus) elDic 15, 2017 at 7:59 PST

-¿Cómo se sostienen económicamente?

-Cuando estábamos en Australia, trabajamos de distintas cosas. Empezamos en una heladería trabajando juntos: Marcos hacia los helados y yo (Mili) los vendía en el mostrador. Después dejamos la heladería y comencé a trabajar de niñera. Marcos hizo un poco de todo: mudanzas, jardinería, fue obrero y también trabajó en un lavadero de autos. Ahora, desde que arrancamos a viajar con el bus, trabajamos con marcas que nos mandan sus productos haciendo fotos y contenido para sus redes sociales a lo largo del camino. También trabajamos haciendo fotos y editando videos para hoteles.

-¿Alguna anécdota que les guste recordar?

-Sucedió en California, apenas comenzaba la aventura. Habíamos comprado el bus hacía tres días, estábamos recién mudados y equipándolo con todo lo necesario para vivir. Íbamos camino a Walmart, donde compraríamos algunas cosas básicas, y de repente se nos paró el bus y comenzó a salir mucho humo por debajo. Tuvimos que llamar a la grúa e ir a un taller donde, tras una rápida revisión, nos dijeron que la transmisión automática estaba completamente quemada. Mientras la arreglaban, el dueño nos invitó al taller para que avanzáramos con todo lo que nos faltaba hacer: pintarlo por afuera, armar el baño, poner cortinas en algunas ventanas, hacer las fundas para los sillones y otras cuantas cosas más. Pegamos muy buena onda con él y con todos sus empleados. Al tercer día, Kevin, el dueño del taller, nos invitó a dormir a su casa hasta que el bus estuviese arreglado. Terminamos durmiendo tres semanas en su casa y forjando una lindísima amistad. Además de arreglarnos la transmisión, nos arregló un montón de otras cosas sin cobrarnos nada. Quería que llegáramos a Argentina sin tener ni un solo problema mecánico más. Y, hasta ahora, viene siendo así.

 

 

Una publicación compartida de PANAMERICANBUS (@panamericanbus) elDic 3, 2017 at 2:57 PST

-¿Cómo organizan los viajes?

-Nuestra forma de organizar el viaje es no organizar nada: va surgiendo. Sabemos que más o menos la ruta es por el Pacífico, ya que la idea siempre fue que fuera un viaje de surf y playa, pero en el medio nos vamos desviando según los lugares que nos van recomendando en el camino. Si nos gusta mucho un lugar, nos quedamos un buen tiempo; si no, nos movemos.

-¿Viajan solos o acompañados?

-Viajamos solos pero en el camino vamos conociendo muchísimos viajeros y a veces se da que viajamos unos meses en caravana con alguno de ellos. Nos gusta mucho poder hacer las dos cosas: viajar solos por momentos y, en otras oportunidades, acompañados.

-¿Cuál parte es su favorita de estar en movimiento?

-La de que todos los días cambie nuestro jardín, el paisaje, los vecinos. Dormirnos con el ruido del mar y, sobre todas las cosas, la gente que conocemos en el camino.

 

 

Una publicación compartida de PANAMERICANBUS (@panamericanbus) elNov 27, 2017 at 12:59 PST

-¿Qué consejo les darían a quienes quieren hacer lo mismo que ustedes?

-Que se animen, que dejen los miedos de lado y se manden. Que es más fácil de lo que parece y que, una vez que arrancás, todo se va dando. Que el mundo es un lugar increíble y no hay nada como salir a conocerlo. Que en el camino se van a cruzar con personas maravillosas que no solo los ayudarán sino que se convertirán en grandes amigos.

Para conocer más visitá sus redes: 

Facebook: Panamerican Bus

Instagram: @Panamericanbus

 

 

Una publicación compartida de PANAMERICANBUS (@panamericanbus) elNov 19, 2017 at 1:47 PST

 

 

Una publicación compartida de PANAMERICANBUS (@panamericanbus) elNov 18, 2017 at 10:49 PST

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.