Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Un safari por el parque Kruger

Imposible es visitar Sudáfrica y no participar de un safari fotográfico por una reserva de 65 mil hectáreas.

Por Redacción LAVOZ.

Imagine un oasis de más de 65 mil hectáreas de vida salvaje en el parque Kruger, en Sudáfrica. Ahora, imagine ver allí a los predadores y sus presas relacionándose libremente a su lado, sin divisorias ni gradas. Así es la estadía en el Hotel Sabi Sabi, ubicado en la reserva privada Sabi Sands desde hace 30 años.

Es imposible viajar a Sudáfrica, sea por el Mundial de fútbol o no, y no hacer un safari, fotográfico claro. Los mejores programas se ofrecen justo en el parque Kruger, en la reserva donde está Sabi Sabi y donde es posible ver más fácilmente 200 especies animales y más de 350 de pájaros.

El hotel está dividido en cinco hermosos lodges, con nombres llenos de poesía y esmerada y lujosa decoración, siguiendo la filosofía de “ayer, hoy y mañana”.

La habitación en la que me hospedé, en el lodge Selati Camp, parecía salida de la película Out of África o África mía, como se dio en el continente americano. Cada detalle, como por ejemplo hermosas  lámparas de la época de los grandes viajes en tren. Selati era el nombre de la línea férrea que transportaba oro en el siglo 19, por eso la decoración incluye también placas de motores a vapor y otros ejemplares de colección.

Pero hay otros lodges, cada cual para un público diferente: el Little Bush Camp, más romántico, para las parejas en luna de miel; el Earth Lodge, puro diseño y destinado a los huéspedes más modernos y exigentes, y el más grande, el Bush Lodge, que recibe incluso niños de todas las edades (sí, los niños pueden disfrutar de los safaris). Piscinas y spa también están presentes en los cuatro lodges de lujo.

En cualquiera de los lodges, cada huésped es servido por un ranger (mayordomo guardaparque) que despierta temprano (a las 5) a los huéspedes para servirles té, café y muffins (pequeños budines) antes del safari, que se desarrolla en cuanto los pájaros cantan con los primeros rayos de sol.

Los vehículos Land Rover transitan por las sabanas buscando rastros de los animales. En mañanas inolvidables, vemos por el camino elefantes, leopardos y rinocerontes justo al lado del auto.

Los responsables de encontrar los animales son los trekkers, que siguen los rastros y permiten que se llegue muy cerca y con el corazón casi disparado. Emocionante.

Al regresar al hotel, por la mañana, está servido el english breakfast (desayuno inglés), como recomienda la histórica colonización del país. Todos los alimentos son preparados allí mismo, por miembros del staff.

Y, a la puesta del sol, después del té de la tarde, viene el más esperado safari. Como hace un poco más de frío y las sombras invaden todo, muchos animales aparecen en el camino con sus ojos brillantes, mientras el horizonte cambia sus colores completamente. El cielo gana tonos increíbles, desde el naranja hasta el morado. Entonces es cuando se sigue a rinocerontes y elefantes.

Así son los días de puro safari y placer en el hotel Sabi Sabi, en el corazón de Sudáfrica.

Desde Johannesburgo es fácil llegar allí, en cinco horas en auto o en una hora en avión, directo desde el aeropuerto.

Los valores empiezan en R 4.350 por persona por día (aproximadamente 400 euros), incluyen safaris, transfer y todas las comidas, siempre con tres platos. Una verdadera experiencia inolvidable en Sudáfrica. Más información: www.sabisabi.com

Kruger

El parque ocupa una superficie de casi 19 mil kilómetros cuadrados, con 350 kilómetros de largo (de norte a sur) y 60 kilómetros de ancho (de este a oeste). Al este y al sur del Parque Nacional Kruger hay dos provincias sudafricanas: Mpumalanga y Limpopo. Al norte está Zimbabue y al este se encuentra Mozambique. Fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Datos

Nombre oficial: República de Sudáfrica.
Superficie: 1.221.038 kilómetros cuadrados.
Población: 47.059.000 millones de habitantes (2007).
Capital: Pretoria (administrativa), Ciudad del Cabo (legislativa), Bloemfontein (judicial).
Idioma: 11 idiomas oficiales (afrikaans, inglés, sepedi, xhosa, zulú, sotho, tswana, suazi, ndebele, venda y tsonga).
Gobierno: república con un gobierno central y nueve administraciones provinciales.
Moneda: rand.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.