Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Un paseo por Regent Street, la emblemática calle de Londres

Inaugurada en 1819 como ruta ceremonial, hoy es la meca de compras londinense, y quizás, la avenida más linda de la ciudad.

Por Redacción Voy de viaje.

Transitar por Regent Street, en el corazón de Londres, implica parpadear rápido para no perderse de nada. A derecha e izquierda se alzan fachadas espectaculares, que representan algunas de las obras arquitectónicas más distinguidas del país, y que por dentro están sembradas de negocios de las mejores marcas del mundo.

Histórica y moderna

Su popularidad no es nada nuevo, de hecho la historia de la coqueta Regent Street se remonta a la segunda década de 1800. Nombrada en honor al Príncipe Regente Jorge IV, formó parte de una ruta ceremonial que desembocaba en las puertas de la residencia del monarca, Carlton House.

La calle funciona como escenario varias veces al año. Tiene un programa de eventos que ya es reconocido mundialmente, incluye algunos de moda y diseño, pero el más célebre es el momento de encendido de sus icónicas luces navideñas, una cita que se celebra a lo grande y siempre cuenta con la participación de los artistas más famosos.

Las fotografías de los ángeles luminosos y el techo de luces cálidas, que enmarcan a esta ruta en período navideño, ya son de las postales más icónicas de la capital de Inglaterra. No quedan dudas de que este decorado contribuye a resaltar la elegancia que la caracteriza.

Lo que tiene de único es que, a pesar de ser un polo bastante transitado y hogar de las marcas más modernas, mantiene intacto su encanto de antaño. Las grandes mansiones y edificios de época fueron conservados hasta la última moldura, y los que tuvieron que ser reconstruidos siguieron los diseños originales. Esto hace de la zona un paseo que vale la pena recorrer, mixtura justa de modernidad y pasado.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.