Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Un increíble pueblo tragado por la naturaleza

Houtouwan se encuentra en China, quedó deshabitado en los '90 y hoy, entre bruma y follaje, es uno de los pueblos fantasma más bellos.

Por Redacción Voy de viaje.

En las islas de Shengsi, en China, se encuentra un sitio muy particular: Houtouwan, un pequeño pueblo de pescadores que fue engullido por la naturaleza. Si bien en sus años de esplendor estaba habitado por más de 2.000 personas -que vivían en unas 500 casas-, ahora es un sitio inhóspito.

La lejanía de la isla, la dificultad del acceso para las embarcaciones y algunas cuestiones climáticas poco favorables se convirtieron en un problema para los residentes. A partir de los años '90, quedó abandonado y el bosque se adueñó del lugar.

El curioso pueblo de Houtouwan se alza en el archipiélago Zhoushan, frente a la desembocadura del Yangtsé, el río más largo del país y uno de los más grandes del mundo. Esto generó un clima cálido y húmedo, y el verde avanzó con libertad, dando a toda la aldea un aspecto uniforme y misterioso.

Abandonado, pero no olvidado

Lo cierto es que con el tiempo se convirtió en un atractivo turístico, y está preparado para recibir visitantes. Los recorridos están señalizados y llevan por diferentes senderos que bajan al mar. En la caminata se pasa por viviendas, escalinatas y un cementerio que ocupa gran parte de la isla.

Al pensar en lugares abandonados es común imaginar sitios venidos a menos sin grandes vistas, pero Houtouwan, encaramado en una cuesta, cubierto de niebla y descansando junto al mar, es todo lo contrario.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.