Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Un “blog”con estrellas

Desde “Rural y urbano”, Mariana Alfaro, experta en management hotelero, comenta el “lado B” de los viajes y ofrece consejos para quienes se dedican a la hotelería.

Por Cristian Celis (Especial).

Al conocer sus antecedentes, se podría decir que Mariana Alfaro es una “catadora de estrellas”. Una experta profesional de los hoteles, uno de los sectores más importantes del negocio turístico. Desde 2009, ofrece gran parte de sus conocimientos y experiencia en www.ruralyurbano.com.ar, un blog seguido especialmente por hoteleros, personas interesadas en ese rubro y lectores con ganas de viajar. 

“Muchos buscan el “lado B de los viajes”, que a mí también me gusta contar porque soy ese tipo de viajero: el que busca la “perlita” de cada destino”, asegura la licenciada en Turismo. Su blog recibe cerca de 30 mil visitas mensuales. 

En Argentina, la hotelería viene creciendo. Sin embargo, los nuevos emprendimientos no siempre contemplan una estrategia a cargo de un profesional, que incluya un plan de negocios para llegar a resultados exitosos. 

-¿Cómo ves el sector hotelero en el país? 

-La hotelería en Argentina sigue creciendo y evolucionando. Córdoba no ha quedado al margen: se han construido muchos hoteles y renovado otros tantos. En general, todavía hay resistencia al asesoramiento profesional y eso es algo peligroso, sobre todo para el que no viene del sector o no se ha formado profesionalmente. Veo muchos proyectos de pequeños hoteles o complejos de cabañas cuyos inversores se largaron a construir sin tener en claro si hay demanda o no, poniendo en peligro el retorno de su inversión.

-¿Y qué deben tener en cuenta los interesados en abrir un hotel? 

-Primero, recomiendo asesorarse con un profesional. Es fundamental hacer un estudio de mercado, ver cuál es la demanda real y potencial, qué oferta hay en la actualidad y qué podría llegar a ocurrir en el futuro: ¿cuáles son las tendencias? ¿Qué hoteles están llegando al mercado? Es importante tener en claro qué tipo de producto conviene hacer, de acuerdo a la información relevada: ¿conviene una cabaña, una hostería o un hotel? Esto es un negocio y, como tal, hay que tomar recaudos para asegurar la inversión y la rentabilidad. 

-¿Cuáles son las regiones con mayor desarrollo?

-En este tiempo han crecido destinos no tradicionales, como Neuquén, y otras ciudades llamadas secundarias. En parte porque creció una demanda corporativa que no había sido contemplada. También han surgido hoteles en destinos no convencionales y en formatos no tradicionales, lo que contribuye a la diversificación de la oferta. 

-¿El sector hotelero logró superar la estacionalidad?

-No, le falta todavía. Hay muchos destinos que aún no superan los 40 días operativos al año. A mi criterio, es necesario romper la estacionalidad, pero el hotelero solo no puede: necesita del Estado y de otros sectores productivos como, por ejemplo, los transportes. Creo que la llegada de las líneas low cost colaborará mucho en superar la estacionalidad.

-Y en ese sentido, ¿es provechoso que haya muchos feriados en el año?

-Muchos feriados ayudan a los hoteles en destinos turísticos, pero perjudican a los hoteles con demanda corporativa. De todas maneras, es importante romper la estacionalidad, ya que no solo beneficia al hotelero sino que el destino, en general, se reactiva, y eso es muy positivo para las economías regionales. 

 

Hotelería: cómo “reservar” un buen futuro

Emprender un negocio no es fácil, pero lograr que sea exitoso implica, a su vez, tener en cuenta una diversidad de factores. En el caso de los hoteles, Mariana Alfaro apunta a la flexibilidad: los últimos casos exitosos “han sido lo suficientemente rápidos y flexibles para adaptarse a los cambios, para adelantarse y detectar a las nuevas necesidades del mercado, ofreciendo exactamente lo que la demanda quiere, incluso antes de que lo sepa”. 

-¿Cuál es la tendencia? ¿Cómo es el hotel del futuro?

-Los formatos están cambiando y se están incorporando nuevos conceptos. Los proyectos de uso mixto, en donde además del uso hotelero se contempla el residencial, dan excelentes resultados en el segmento de lujo de mercados como Estados Unidos y Europa. 

En Latinoamérica, en especial en Perú, Colombia y Panamá, están incursionando en el segmento intermedio. Los condo-hoteles también se están desarrollando, y muchos hoteles están revisando su infraestructura y adaptándose al nuevo consumidor y sus necesidades. En ese sentido, se están viendo cambios como, por ejemplo, la eliminación de escritorios en las habitaciones o la incorporación de mesas comunales en restaurantes y bares.

-La idea, entonces, es seguir apostando al sector y capacitarse

-Hay que ayudar al pequeño inversor, al emprendedor en turismo porque después de todo, no debemos olvidar que el sector turístico comenzó con emprendedores y visionarios que apostaron al crecimiento de Argentina.

 

¿En las sierras o en la ciudad?

El nombre del blog de Mariana Alfaro incluye dos ámbitos: el rural y el urbano. Pero ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de emprender un alojamiento en el campo u otro en la ciudad? “En un entorno rural hay que pensar en los alojamientos con más servicios, debido a la distancia con centros urbanos. Por eso, muchos hoteles rurales deben tener restaurantes o servicios de alimentos y bebidas. Esto es opcional en los hoteles urbanos. Además, en los rurales hay que ofrecer más entretenimiento, ya sean actividades deportivas o recreativas, mientras que eso en los urbanos también es opcional”, explica la especialista.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.