Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Tepuyes de Canaima: el mar de nubes sagrado

Es un conjunto de acantilados de proporciones mitológicas en Venezuela, y es lo más parecido al hogar de los dioses que se encuentra en América.

Por Redacción Voy de viaje.

En los tiempos inmemoriales en que América y África eran aún un único continente, ya se alzaban unos acantilados altísimos sobre nubes que chocaban entre sí, como olas. Estas formaciones, llamadas tepuyes, son el escenario perfecto para enmarcar historias de pegasos, ninfas y seres todo poderosos… Y están más cerca de lo pensado.

Se encuentra en plena zona montañosa de Venezuela, en el Parque Nacional del Canaima, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Estas imponentes montañas son las formaciones elevadas más antiguas del planeta. Su origen se remonta a millones de años atrás.

La cascada más alta del mundo

Estas increíbles estructuras rocosas constituyen un medio biológico único. Entre sus muchas atracciones se cuentan las múltiples caídas de agua que se funden en la inmensidad del vacío. Es en este sitio donde se ubica el Salto Ángel, la cascada más elevada del mundo, a 1283 metros.

Sitio sagrado

Canaima está alejado de las ciudades grandes, pero eso no significa que no esté poblado, es hogar del pueblo pemón, una comunidad que considera a los tepuyes sitios sagrados. En la cosmogonía de los pemones, todo desciende de la misma familia, tanto las personas como los animales y las montañas. Abundan en sus relatos seres mitológicos, como espíritus y sirenas que habitarían los tepuyes.

Es común encontrar en el parque animales muy curiosos, como armadillos gigantes y monos viuda, unos primates de aspecto peculiar. Es además un sitio dueño de un ecosistema único en el mundo, y por eso en su territorio se encuentran un gran número de especies que solo habitan este lugar. Las zonas más visitadas son sin dudas Tepuy Roraima y Auyantepuy, donde nace el Salto del Ángel. Aunque todas las formaciones rocosas son espectaculares y tienen mucho para ofrecer.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.