Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

“Stopover”: cómo transformar una escala en un lugar por descubrir

Conocer dos o más destinos al precio de uno parece ser la tendencia que llegó para instalarse entre viajeros. Te explicamos de qué se trata.

Por Juan Manuel Pairone (Especial).

Las opciones y los formatos a la hora de viajar son cada vez más versátiles. Si bien todavía mucha gente piensa sus vacaciones con sólo un destino de referencia, desde hace algunos años una modalidad viene creciendo entre viajeros frecuentes: el stopover. 

¿En qué consiste? Simplemente, se trata de aprovechar un mismo itinerario para visitar dos o más lugares por el mismo precio (o similar) en la tarifa aérea. ¿De qué depende? De poder encontrar conexiones de vuelos (y aerolíneas) que nos permitan convertir una escala obligada en una estadía de algunos días. 

Si queremos ir desde Córdoba a Los Ángeles (Estados Unidos), por ejemplo, deberemos pasar por Lima (Perú) o Santiago de Chile, ambas capitales con rutas directas a California. De esta manera, teniendo en cuenta las paradas intermedias que requiere nuestro destino original, un aeropuerto de paso se puede convertir en una invitación a agregar un paseo extra en nuestro itinerario.

Cómo funciona

“Técnicamente, un stopover es una parada de uno o más días que se realiza en una ciudad de conexión hasta llegar a nuestro destino final”, explican María Belén y Juan Martín, la pareja que administra el blog viajero Caminando el Mundo. 

Para poder aprovechar estas paradas intermedias, es necesario encontrar un destino al que no se pueda llegar de manera directa desde nuestro punto de partida. De esa forma, la necesidad técnica de combinar rutas se convierte en una opción más a la hora de planear el recorrido. ¿Lo más importante? El costo del pasaje sigue siendo el mismo.

Podría pensarse que este tipo de conexiones no son beneficiosas para las aerolíneas. Sin embargo, son las propias compañías aéreas las que facilitan esas paradas. “Las aerolíneas ofrecen el servicio de stopover cuando se trata de vuelos largos, que requieren una conexión entre dos o más vuelos”, explica Lucas Muñoz, encargado del sitio Turismo Casual. 

Un ejemplo simple: si viajamos desde Buenos Aires a Europa a través de Air France y con destino final a Madrid (España), tendremos a disposición una parada en París (Francia), que se podrá combinar según nuestros tiempos: podremos hacer escala y llegar rápidamente a Madrid o extender nuestro “período de espera” y tomarnos otro vuelo de la misma aerolínea algunos días más tarde.

A buscar

En relación con la comercialización de este tipo de vuelos, el agente Matías Sigal, de Turismo Lugones, se muestra escéptico respecto de la existencia de un fenómeno cercano a la moda: “Nosotros lo vendemos si nos piden. No armamos por default los viajes así, salvo que sean tours por Europa”. Y asegura: “No se trata de un fenómeno, por lo menos por ahora. No es algo que esté en un boom en este momento”.

El caso de Nicolás Spampinato, viajero marplatense que pasó por la experiencia, confirma que este tipo de modalidad aún es más una empresa individual que un paquete modelo ofrecido por agencias. La web resulta una aliada fundamental. “Estuve buscando bastante tiempo hasta que encontré promociones-aereas.com.ar. Ellos te van tirando todo, promociones dentro de Europa y vuelos acá. Son para fechas ya estimadas, no podés elegir”, advierte. 

“Terminé sacando un vuelo a Fráncfort (Alemania) con escala de 10 horas en Dallas (Estados Unidos). Volví desde Madrid con escala en Nueva York y me quedé cinco días. De ahí, directo a Buenos Aires. Eso lo pagué 14 mil pesos en 2017, cuando un vuelo sin escalas salía 20 mil”, recuerda Nicolás.

Más allá de las promociones, lo que queda es saber utilizar los buscadores de vuelos que abundan en la web. Sea cual sea la elección, el procedimiento es el mismo, siempre y cuando la opción de extender la escala esté habilitada por la compañía aérea. 

Aunque todavía incipiente, el stopover parece haber llegado para hacerse cada vez más popular. La posibilidad de combinar destinos a un precio más que conveniente es una tentación demasiado buena para dejarla pasar. 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.