Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En avión

Sevilla, una maravilla española

Un recorrido por cinco lugares emblemáticos de Sevilla, la perla de Andalucía, que cautivan por su mágica alquimia de belleza y recuerdos del pasado. Un verdadero viaje a un mundo de experiencias.

Por Juan Carlos Lopresti (Especial).

Para quienes llegan por primera vez a Sevilla, capital de la provincia homónima de la región Andalucía, España, la primera impresión es que hizo un viaje al pasado, transitando por las épocas habitadas por los fenicios, tartesios, romanos, visigodos, árabes y cristianos. Sus calles del centro histórico más extenso de Europa y sus monumentos mayoría declarados Patrimonio de la Humanidad dan cuenta de eso.

Lo ideal, para desandar aún más la historia, es realizar un city tour a bordo de los ómnibus de doble piso, equipados con sistemas de audio en varios idiomas, que permite tener una idea de lo que posteriormente se puede profundizar caminando, haciendo pequeños intervalos en alguno de los tantos bares para saborear exquisitas tapas acompañadas de vino o cañas (chop).

Te puede interesar: Sevilla, pasión fiestera 

La Catedral y la Giralda

La Catedral de Sevilla es sin dudas la máxima expresión histórica de la ciudad. Construida en 1433 sobre la base de una mezquita, está ubicada en la peatonal avenida de la Constitución, una vía pública solo transitada por modernos tranvías. Es considerada la catedral gótica más grande del mundo, aunque a través de los 500 años que demandó su edificación también registra rastros de los estilos renacentista y barroco. Sobre uno de sus costados se levanta la Giralda, que sobresale por su campanario de 104 metros de altura adosado entre los años 1558 y 1568. Tiene 25 campañas y en su parte superior se observa una gran bola llamada Tijana sobre la cual está el Giraldillo, que cumple la función de una veleta. Ambas construcciones pueden ser visitadas por los turistas. En el caso de la torre, la entrada cuesta 9 euros.

Máxima expresión. El lateral de La Catedral. (Juan Carlos Lopresti)

El Real Alcázar

También llamado el Palacio de los Reyes, este recinto amurallado se encuentra en uno de los laterales de la Catedral. Fue el centro del poder ejercido por todas las civilizaciones que pasaron por allí, desde los almohades hasta los reyes cristianos. En su interior, numerosos patios y jardines embellecen la construcción levantada sobre un palacio mudéjar, destacándose el Patio de las Doncellas, el Cuarto del Príncipe, el Salón de los Tapices, Patio de las Muñecas y los Jardines de los Poetas y de la Danza. En este lugar fue recibido Cristóbal Colón cuando regresó de su segundo viaje por América. Los jardines del Alcázar, ubicados detrás del palacio, son realmente maravillosos y se utilizan para ofrecer conciertos y espectáculos al aire libre.

Torre del Oro

Ubicada sobre la margen del río Guadalquivir, llamado Betis por los romanos, esta edificación emblemática de Sevilla tenía como objetivo la defensa de los enemigos que llegaban por vía fluvial. Tiene 36 metros de altura y formaba parte de la muralla que protegía la ciudad. El río que la circunda tiene una extensión de 657 kilómetros con nacimiento en la Sierra de Cazorla y desembocadura en el Océano Atlántico, en Cádiz. El cauce atraviesa 12 provincias españolas y es muy entretenido realizar un recorrido por sus aguas en alguna de las naves que ofrecen distintas compañías turísticas. Eso permite tener otra perspectiva de la ciudad, pasando por debajo de varios de los puentes tradicionales como el de Triana, que comunica la ciudad con el tradicional barrio sevillano. En ese recorrido se puede ver la Isla de la Cartuja, sede de la Expo Universal de 1992, el puente construido por Santiago Calatrava, de 140 metros de largo, el Pabellón de la música con capacidad para 6.000 personas, el Palacio de San Telmo donde funciona la Junta de Andalucía, la Plaza de Toros levantada en 1761, el antiguo Mercado de Sevilla donde funcionaba la Lonja del pescado y la Torre del Oro desde donde parten los barcos para la excursión de una hora de duración.

Te puede interesar: las razones para decidirse viajar a España 

Los barrios Triana y Santa Cruz

El interior del tradicional mercado de Triana. (Juan Carlos Lopresti)

Al otro lado del río Guadalquivir se mantiene el viejo barrio de Triana, con sus calles todavía empedradas y andar pausado. Es uno de los más tradicionales y merece ser recorrido a pie, comenzando desde el mercado ubicado al lado del puente, frente a la Plaza de Altozano. En la parte baja del mercado se encontraron los restos del Castillo San Jorge, famoso por haber sido la sede del tribunal inquisitorial desde 1481. Santa Cruz, en tanto, se ubica en el casco antiguo y se caracteriza por sus angostas calles, llenas de negocios comerciales y bares donde las tapas son la especialidad.

Las setas de Sevilla

Las famosas setas, una estructura moderna que contrasta con los edificios históricos. (Juan Carlos Lopresti)

También llamado Metropol Parasol, esta estructura escultural de madera con museo arqueológico, pasarela y mirador es quizá una de las obras más modernas de la ciudad que contrasta con sus edificios históricos. Pero al mismo tiempo, esta construcción es un gran atractivo turístico. En 2003, el ayuntamiento de Sevilla convocó a concurso para realizar una obra que ocupara un gran solar abandonado frente a la Plaza de la Encarnación, una zona de pescadores en la época de los árabes ya que el cauce del río llegaba hasta allí. Actualmente marca el Km 0 del casco antiguo.

En cuanto a las setas, fue el arquitecto Jurgen Mayer el que la diseñó y construyó en madera microlaminada de pino. Tiene una superficie de 3.500 metros cuadrados y se emplearon 16 millones de tuercas, tornillos y clavos para su fabricación. Su punto culminante es a los 285 metros de altura, desde donde se puede mirar toda la ciudad circulando por serpenteantes pasarelas. En el subsuelo se encuentran restos arqueológicos de la época romana correspondientes a los siglos I al VI debidamente protegidos y visibles.

España en foto: las ciudades más instagrameables 

Plaza de España

Los edificios que la coronan, enclavada en el parque de María Luisa, fueron construidos con ladrillo visto y decoración de cerámica entre 1914 y 1929 para albergar allí la Exposición Iberoamericana de 1929. Tiene una forma semielíptica, con una gran fuente de agua y un pequeño canal navegable de poco más de 500 metros atravesado por cuatro puentes que representan los antiguos reinos de España: León, Castilla, Aragón y Navarra. Tiene dos torres de 74 metros de altura y es uno de los lugares más concurridos por turistas y habitantes de la ciudad. El flamenco se respira por todas las calles de la ciudad, con cantaores y bailaores callejeros que atraen la atención de los visitantes.

Datos útiles

Los modernos tranvías en los cuales se puede recorrer la ciudad. (Juan Carlos Lopresti)

CÓMO LLEGAR. Desde Madrid hay varias compañías low cost a Sevilla. Una mejor alternativa es tomar el AVE (tren de alta velocidad que en menos de tres horas llega a la Estación de Santa Justa) que permite llevar más equipaje que un vuelo bajo costo, por 27 euros.

DÓNDE ALOJARSE. La cantidad y variedad de alojamientos permite elegir precios, ubicación y categoría. La sugerencia es conseguir un pequeño hotel típico andaluz en el barrio de Santa Cruz, con su patio circundado de plantas y flores y las habitaciones alrededor, como el hotel Patio de las Cruces, en el centro histórico, por 53 euros la noche en habitación doble.

QUÉ HACER. El City Tour en el bus de dos pisos cuesta 21 euros por día y 29 euros por dos días. Una excursión por el río Guadalquivir sale 18 €. El recorrido por Las Setas vale tres euros y un espectáculo de flamenco 21 euros. Desde Sevilla, una excursión con guía en español a Granada, para visitar la Catedral y La Alhambra cuesta 120 euros.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.