Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

San Petersburgo: imágenes de romance y revolución

Por sus magníficos edificios y su rica historia, San Petersbugo, la ciudad puerto de Rusia, ha sido el escenario natural de numerosas películas. Para viajar desde el sillón.

Por Silvina Pini (Especial).

#yomequedoencasa. Te recomendamos no salir de tu casa. Agendá este destino para tus futuros viajes.

Pocas ciudades con tanta historia como San Petersburgo, escenario de la revolución bolchevique que partió al mundo en dos. Los fulgores de los zares –200 años de opulencia extrema– recibieron el cachetazo del Soviet en 1917. Dejó de ser la capital que se trasladó a Moscú y su nombre cambió en 1924 por el de Leningrado, en honor a su héroe revolucionario, y lo recuperó en 1991 dos años después de la caída del muro de Berlín.

Los zares residían en el Palacio de Invierno, que es parte de un colosal complejo arquitectónico de seis edificios junto con el edificio del Almirantazgo y el Hermitage, conformados por el Gran Hermitage, el Pequeño Hermitage, un arco que cruza el canal y el teatro Hermitage.

Responsabilidad y solidaridad: todos alineados en un objetivo 

El Hermitage es una de las mayores pinacotecas y museo de antigüedades del mundo. Los zares eran voraces coleccionistas y la colección supera las tres millones de piezas. Visitarlo tomaría una semana entera.

Un destino con mucha historia y emblemáticos edificios del etilo Art Nouveau. (Mario Cherrutti)

La película El arca rusa, del director Alexadr Sokurov, está filmada íntegramente dentro del Hermitage. A través de los ojos del marqués de Coustine, un diplomático francés del siglo XVIII, haremos un recorrido por la historia rusa adentrándose en las salas del antiguo Palacio Imperial. En su trayecto, que se despliega como un viaje por el tiempo, va encontrando los vestigios de Rusia en los distintos salones, habitaciones del palacio y personajes con quienes se cruza.

El Hermitage tiene a su espalda el río Neva que se interna en 60 canales y 40 islas, entre ellas la isla Záyachi (de la liebre) donde Pedro el Grande fundó la Fortaleza de San Pedro y San Pablo en 1703 y donde están enterrados los zares. Muchos la conocen como la Venecia del norte. Cruzan los canales numerosos puentes, algunos muy antiguos como el Prachechny de 1769. La película de James Bond Golden Eye, de 1995, tiene una secuencia de cinco minutos en los que Pierce Brosan recorre las calles junto a los canales en un tanque robado.

Escenario natural

San Petersburgo ha sido el escenario natural de muchas películas donde se muestra una ciudad entera consagrada a la Belle Epoque, con sus edificios cargados de ornamentos, sus monumentos fastuosos, las cúpulas doradas, todo aquello que los soviéticos quisieron eliminar. Muchos de estos edificios se agrupan a lo largo de la arteria principal de 4,5 kilómetros de extensión, que atraviesa el Centro Histórico desde el Almirantazgo hasta el Monasterio Nevsky Lavra, una gran área declarada Patrimonio de la Humanidad en 1990. Gran parte de los edificios de estilo barroco, neoclásico y nouveau de los siglos XVIII y XIX más imponentes se encuentran sobre Nevsky o próximos a la avenida.

Aislamiento: ideas para sobrevivir en casa 

Es por eso que la ciudad es un escenario perfecto para muchas películas históricas, como Onegin, basada en un poema del famoso poeta Aleksadr Pushkin que vivió en San Petersburgo la mayor parte de su vida, que cuenta las relaciones complicadas entre el bon vivant Eugene Onegin y una chica de familia provinciana.

Entre los edificios de la avenida Nevsky se destaca la Casa del Libro, espléndido ejemplo del Art Nouveau, de 1902 donde funciona el Café Singer, una cafetería con enormes ventanales desde donde se ve enfrente la magnífica Catedral de Nuestra Señora de Kazan.

La avenida Nevsky y el canal Griboedova. (Mario Cherrutti)

En todas las películas filmadas allí, tarde o temprano aparece un edificio icónico, la Iglesia de la Sangre Derramada, donde fue asesinado el zar Alejandro II en 1881. Los colores vivos de las cinco cúpulas enchapadas en cobre y esmalte turquesa, naranja, verde y dorado con incrustaciones como confites, parece hecha a medida de la imaginación infantil. Justamente la película de Disney Anastasia cuenta también la historia de los zares de Rusia en dibujitos para compartir con los más chicos.

Huevos especiales para esta Pascua

Viendo los fulgores de esta ciudad llena de monumentos, es fácil comprender de dónde tomó inspiración el más exquisito orfebre del mundo: Carl Peter Fabergé, el joyero oficial de la Corte Imperial Rusa.

Para la Pascua de 1883, el zar Alejandro III le encargó a Fabergé la realización de un huevo para regalarle a su mujer, la zarina María. Fabergé diseñó un huevo con cáscara de platino que contenía dentro uno más pequeño de oro que se abría también y contenía una gallina de oro en miniatura que llevaba en su cabeza una réplica de la corona imperial rusa. La emperatriz quedó encantada y desde entonces el zar le encargó a Fabergé que realizara uno nuevo para cada Pascua. Todos contenían en su interior algún obsequio, réplica en miniatura de una de las pertenencias de los zares.

Para agendar: lugares con historia para el próximo viaje

A la muerte de Alejandro III, su hijo Nicolás II continuó con la tradición de regalarle huevos no sólo a su madre, sino a su esposa también. Faberge realizó 69 huevos de Pascuas entre 1885 y 1917, año de la Revolución Bolchevique que nacionalizó la Casa Fabergé y el orfebre se exilió en París. Se conservan aún 61 de aquellos huevos imperiales y cada tanto alguno se subasta en Sotheby´s o Christie´s por valores que oscilan entre los 20 y los 100 millones de dólares.

La historia del orfebre está retratada en el documentar de la BBC Fabergé, una vida propia, San Petersburgo, testigo de romances y revoluciones, es una ciudad fascinante que también puede conocerse a través de sus libros y películas.

Datos útiles

PELÍCULAS Y SERIES. Para viajar a San Petersburgo. El arca rusa, 2002, dirigida por Aleksandr Sokurov. Disponible en Prime Video. Anna Karenina, 1997, dirigida por Bernard Rose. Disponible en Prime Video. War & Peace, serie de la BBC, 6 capítulos. Disponibles en Prime Video. Onegin, 1999, dirigida Martha Fiennes. Disponibles en Prime Video. Anastasia, 1997, producida por Gary Oldman. Disponible en Google play y YouTUbe. Fabergé, una vida propia, 2014. Disponible en Netflix.

VIDEOS OFICIALES DE TURISMO.

https://artsandculture.google.com/partner/the-state-hermitage-museum

https://www.hermitagemuseum.org/

http://www.visit-petersburg.ru/es_sanpetersburgo/

https://www.youtube.com/user/VisitPetersburgVideo

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.