Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Safari con resultado garantizado

Ya no se trata de portar armas para matar animales, sino de llevar cámaras fotográficas para captarlos en su hábitat natural y poder observarlos de manera tranquila. En la India, junto a las montañas de Aravalli Hills, ello es posible con un 75 por ciento de probabilidades.

Por Mari Campos*.

En un reciente viaje a la India, cuya crónica salió publicada el 22 de febrero pasado, relataba mi paso por la ciudad de Jodhpur, su fortaleza con las murallas y la mayor atracción del lugar: el mercado de la torre o del reloj, Sardar Market.

Contrariamente a otros mercados indios que, como los zocos de los países árabes son caóticos y laberínticos, este es muy organizado y fácil de visitar, con cada artículo o producto en su lugar, separados por áreas, desde las tradicionales pulseras a las especies.

Además de las barracas (quioscos), en sus callecitas estrechas llenas de polvo cada puerta y ventana revela a artesanos confeccionando flores, aderezos, alfombras o zapatos y regatear el precio es un mandato en cualquiera de ellas.

Pero, luego de haber conocido Jodhpur, su fortaleza y su mercado, al emprender el regreso hacia Udaipur, rumbo al sur, el entorno rural junto a las montañas de Aravalli Hills dominan el paisaje.

En una región todavía dominada por naturaleza casi virgen, viven salvaje y libres los leopardos, que parecen convivir en armonía con los hombres de la tradicional tribu nómade Rabari, muy numerosos en la zona.

Allí, a tres horas en auto desde Jodhpur, está instalado uno de los más atractivos lodges de la India, el Jawai Leopard Camp, inaugurado hace casi un año, en un área habitada por más de 30 leopardos.

El lodge, ubicado a orillas del río Jawai, mezcla en buenas proporciones el confort y la aventura, como los mejores lodges africanos. Así, con el estilo glamping (glamour y camping), ofrece nueve habitaciones en forma de carpas, pero con aire acondicionado, baños completamente equipados y camas confortables. Y opera con el sistema de pensión completa, safaris y bar abierto, todo incluido.

De safari

El programa diario consiste en hacer dos safaris, uno por la mañana temprano y el otro al atardecer, para tratar de ver desde muy cerca a los felinos. Aseguran que la posibilidad de avistamiento, es de por lo menos un 75%, de las más altas de toda India.

Y lo pude comprobar, ya que avistamos desde muy cerca, durante un largo tiempo a una familia conformada por un macho, una hembra y dos cachorros.

El guía, Adam Bannister, graduado en biología y especializado en felinos, estudia tan atentamente el comportamiento de los leopardos que ya sabe reconocerlos por sus manchas o estructura.

Los jeeps en los cuales se hacen los safaris, han sido fabricados especialmente para el lodge y sorprenden a los huéspedes al subir y bajar las montañas sin ninguna dificultad. Y cada salida en busca de leopardos es pretexto perfecto para observar el hermoso paisaje rocoso de la región y la cantidad de aves, caimanes, antílopes y monos que viven allí.

Por la variedad y cantidad de distintas especies de aves que habitan esa zona, es muy buen programa también practicar birdwatching (avistaje de aves). 

Y, por supuesto, conocer más también sobre la gente que vive allí: los rabari, una de las más antiguas tribus nómades de toda India, fácilmente reconocibles por sus turbantes rojos y largas vestimentas blancas, que cuidan de sus numerosas manadas de ovejas y cabras en el campo. 

Y cuando se les pregunta si no temen a los leopardos, contestan con seguridad: “Hace más de 100 años que un nombre no es atacado por un leopardo”.

Otras opciones para llenar las horas de estadía en el lodge son los tours por los jardines de especias y las excursiones a los templos de Ranakpur y la fortaleza Kumbhalgarh, en las cercanías.

Lo que hay que saber 

Cuándo viajar: la mejor época para visitar los sitios mencionados en esta nota es durante nuestro verano, de noviembre hasta marzo. Abril y mayo son los meses más calurosos y de junio a septiembre suelen pasar los monzones (vientos que provocan grandes lluvias e inundaciones).

Cómo viajar: la mejor manera de conocer con calma y seguridad la India es contratar los servicios privados de una empresa, con costos absolutamente asequibles.

Es recomendable en el caso de mujeres que viajen solas que contraten la compañía de un guía. La operadora Banyan Tours (www.banyantours.com) hace itinerarios personalizados completos (transporte con conductor, guías, paseos y hoteles) y cuidan del turista desde la cinta de equipaje en el desembarque hasta el chequeo antes de regresar a su país.

Un paquete de seis noches, por ejemplo (dos en el The Lodhi en Delhi, dos en el Raas de Jodhpur y dos en el Jawai Leopard Camp), con transporte privado, paseos, guía y vuelos domésticos cuesta desde U$S 1.966 por persona.

Alojamiento. Aravalli Hills, Jawai Leopard Camp (www.sujanluxury.com)

*Especial

Temas: #Safari #India
2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.