Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Gastronomía

Ruta de tapas por Madrid

La capital española reúne la variedad gastronómica de sus regiones. Para probarla, nada mejor que recorrer bares y restaurantes disfrutando de la cocina mediterránea en formato XS.

Por Juliana Risso Patrón (Especial).

Las tapas, una pieza fundamental de la identidad española, representan el concepto de comer mientras se socializa. Se trata de pequeñas porciones que se ofrecen en cada bar y restaurante, por lo general gratuitas o a muy bajo precio si se las acompaña con bebida. Cada región española cuenta con su propio estilo gastronómico, caracterizado tanto por los alimentos de la zona como por el método de cocción que se utiliza para prepararlos. Es por eso que Madrid deslumbra con su ecléctica variedad de tapas, y los habitantes y turistas sólo deben recorrer los diversos barrios de la capital española para disfrutar un pulpo a la gallega, las clásicas migas castellanas o la paella valenciana, por sólo citar algunos ejemplos.

Desde la historia, se asegura que la tradición del tapeo se inició por una disposición del Rey Alfonso X, “El Sabio”, quién estableció que en los mesones castellanos la bebida se acompañase de una pequeña porción de comida, ubicada sobre el vaso. El alimento debía ser ingerido previamente a la bebida, y de este modo le servía de “tapa”.

Hoy, Casa Labra es uno de los mejores ejemplos de tapeo en Madrid. Esta taberna centenaria, ubicada a pocos metros de la Plaza de Sol, es visitada por madrileños que al mediodía invaden las mesas de la vereda del bar en busca de cañas frescas (cerveza tirada, servida con dos dedos de espuma) con las clásicas croquetas de bacalao al paso. Se localiza en calle Tetuán, 12.

DATOS. Información útil para conocer Madrid

A través de los mercados

El Mercado San Miguel, ubicado en una de las salidas de la Plaza Mayor, exige paciencia por la cantidad de turistas que convoca. De hecho, no suele ser un sitio visitado por madrileños. Lo recomendado: en cada puesto comprar dos tapas de cada región española y acompañarlas de un fresco albariño, que se consigue en el puesto de Galicia (ubicado al final del área central).

Por otro lado, en Chuecas, barrio caracterizado por ser el corazón de la movida homosexual, San Antón era el mercado de abasto en el que, hasta la década del ’90, las vecinas hacían sus compras. Luego de haber permanecido cerrado durante diez años, se reinauguró y logró consolidarse como un destino elegante y vanguardista a la hora de tapear en Madrid. Sólo hay que subir hasta su terraza (azotea, en castellano de España) y dejarse tentar con cualquier variedad que La Cocina de San Antón ofrece.

En edificios de viviendas

A pocos metros de la plaza Tirso de Molina, sobre calle del Dr. Cortezo al 17, hay que tocar el portero del sexto piso. Cuando pregunten “¿quién llama?”, sólo se debe responder que se va a La Casa Granada. Al entrar al departamento, se puede notar cómo el sur español se mudó a un espacio de 50 metros cuadrados, permitiendo el disfrute del delicioso tapeo andaluz.

Otra recomendación respecto de este tipo de locales se encuentra en la calle Claudio Coello al 41, donde las tapas españolas se mezclan con el sabor caribeño. Al medio día, como tentempié o para salir de tapeo nocturno, el Centro Cubano resulta siempre una excelente opción. Ubicado en el corazón de la señorial zona de Recoletos, no hay que esperar encontrar un cartel que  indique que se está en el lugar indicado; sólo se debe ingresar al edificio como si uno fuera el dueño de casa, subir por la escalera caracol hasta el primer piso y abrir cualquier puerta. 

Con el atardecer

Camastros y cómodas sillas hacen de las terrazas de algunos hoteles la mejor versión de tapeo con los últimos rayos del sol. Es el caso de Ada Palace Hotel (situado en la calle Gran Vía, 2; se ingresa por la puerta trasera, sobre calle Reina, a través de un ascensor) y Room Mate Oscar Hotel (localizado en Plaza de Pedro Zerolo, 12). El consejo: llegar temprano para poder relajarse con un Aperol Spritz en mano y música chill out de fondo.

Ya sea en mercados, edificios residenciales u hoteles, el tapeo es la opción ideal para comer rápido, sano y variado entre charlas amenas y ambientes distendidos. Sin dudas, salir de tapas por Madrid es una experiencia que transformará a la capital española en el destino al que siempre se quiere volver.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.