Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Rocha: naturaleza y ritmo de carnaval

En este rincón uruguayo hay varios parques nacionales para oxigenarse junto a las playas. Además, se acerca el finde XL y algunos balnearios se visten de fiesta.

Por Milagros Martínez (Especial).

El lugar perfecto para “no hacer nada”, poner la mente en blanco y recargar energías. Esa es la fama que tiene Cabo Polonio, un rincón uruguayo donde el continente se introduce en el mar. El perfume de los pinos anuncia la llegada al Parque Nacional Cabo Polonio y, después de casi siete kilómetros de senderos de arena a bordo de un vehículo todoterreno, aparece un pintoresco pueblito pegado a la playa.

Habitado por 70 personas y visitado por miles de viajeros, su condición agreste es uno de sus grandes atractivos, ya que no hay luz eléctrica ni agua corriente. La Luna y algunas velas son suficientes para hacerle frente a la oscuridad. Sólo hay dos posadas, coloridos hostels y hasta un boliche.

Dentro del área protegida, una colonia de lobos marinos se confunde con el color de las piedras. Es un verdadero espectáculo, enmarcado por el imponente faro que fue construido con las mismas rocas del mar. Declarado Monumento Histórico, los aventureros pueden subir sus 132 escalones para llevarse una de las panorámicas más lindas de Cabo Polonio.

DATOS. Información útil para recorrer Rocha.

Santa Teresa: fortaleza, parque y camping 

Con más de 1.000 hectáreas de bosques y jardines, otro destino bendecido por la naturaleza es el Parque Nacional Santa Teresa. Una parada obligada es el restaurante La Moza, a metros de la playa que los uruguayos llaman así por su belleza. En temporada, el chef de cabecera prepara una exquisita paella a la vista de los viajeros. El bonus track es que se puede repetir el plato abonando una sola porción.

Como en un gran laberinto natural, en la reserva hay varios senderos que llevan a explorar la flora y la fauna del lugar. En el corazón de este oasis se levanta una imponente fortaleza de 1762, que fue testigo de grandes enfrentamientos entre españoles y portugueses. Después de sufrir un largo período de abandono y de que la arena la enterrara casi por completo, fue redescubierta y recuperada. Hoy funciona como museo.

Para los amantes de la vida en carpa, una excelente alternativa es acampar en el predio de la reserva y hacer una pausa para disfrutar de las diferentes playas. Los que van a pasar el día no pueden dejar de visitar el invernáculo y el sombráculo, dos lugares que mantienen especies de plantas de todas partes del mundo.

La entrada al parque es gratuita y el predio está constantemente vigilado. Al caer la tarde, el mejor plan es acercarse a la Laguna Negra y dejarse abrazar por los sonidos de la naturaleza. 

Diversión asegurada en el finde XL

El espíritu joven de Rocha tiene su propia fiesta de carnaval en las playas de La Pedrera. En ese punto se abre un bello acanacantilado bañado por el Atlántico, que recibe su nombre en honor a rocas de más de 500 millones de años. Durante el fin de semana largo del 27 de febrero, la consigna es que todos se disfracen y diviertan al ritmo de la música que suena en los pubs de la avenida principal. En este evento llegaron a participar otros años alrededor de 15.000 personas. Es, sin duda, una excelente excusa para disfrutar con amigos.

Otra cita imperdible es el We Color Festival, que se realizará en La Paloma el sábado 25 de febrero en la previa a la llegada del carnaval. Inspirada en el contacto con la naturaleza y en la amistad, en esta fiesta se hacen “tiradas de colores”. Luego de una cuenta regresiva, los jóvenes abren unas bolsitas y lanzan coloridos polvos al cielo.

Relax en Punta del Diablo

Rodeada de inmensas dunas, el agua de este lugar es ideal para los que buscan practicar surf. En la playa La Viuda no faltan las postales con tablas y viajeros en trajes de neoprene. Las pintorescas casas de colores animan el estilo descontracturado de este pequeño pueblo pesquero, alejado del lujo de Punta del Este.

Los barcos amarrados en la costa y el street art son otro sello distintivo de este edén. Caminar por sus playas de arena fina con los últimos rayos de luz es la mejor manera de recargarse de energía.

Sabores Marinos

Las algas son el producto estrella en algunos establecimientos de Rocha. En el restaurante “Il Tano Cucina” (Punta del diablo) se recomiendan los ravioles de algas con salsa de camarones. El dueño del lugar instaló su cocina allí hace 8 años y, junto con su pareja, recibe a los viajeros como en casa. Otra exquisita opción son los buñuelos de algas del restaurante “La Proa”, sobre la playa de Barra de Valizas. Su dueño, Gustavo fue pescador durante más de 20 años y decidió dedicarse a la gastronomía. “Lo que saco del mar va directo al plato”, cuenta. Disfrutar del lenguado a la naranja con miel y jengibre, enfrente del agua cristalina no tiene desperdicio. Otra opción para deleitarse es el lenguado a la manteca negra con ratatouille de verduras, del restaurante "Pío Nonno", en pleno centro de La Paloma. El sello del lugar: la comida casera y abundante. 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.