Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Gastronomía

Propinas, el eterno dilema

Para que no te lleves una verdadera sorpresa, no pases vergüenza o nadie se ofenda, informate sobre las propinas en los distintos lugares de América. 

Por Pablo Bertorello (Especial).

Cada país tiene sus propias costumbres acerca del dinero extra por servicios. Repasamos qué sucede en la mayoría de los destinos y regiones turísticas de América. 

En Norteamérica

Conocido como el paraíso de las propinas, o desde el punto de vista del viajero, el infierno de los pagos extra, en Estados Unidos las empresas de servicios dan por hecho que una parte del sueldo de sus trabajadores está formada por las “gratificaciones” de los clientes. Lo mismo ocurre en Canadá, donde rondan entre el 15 y el 20 por ciento por servicio, dependiendo de qué tan bueno haya sido el mismo. Además, en la barra de los bares se estima, al menos, un dólar por copa.

En México, los sueldos de los camareros no son los mejores y muchos consiguen sobrevivir gracias a lo que brindan los clientes. Lo común es dejar entre el 10 y el 15 por ciento del total.

Sudamérica

En Brasil, normalmente viene añadido un 10 por ciento en el ticket final, pero quienes trabajan en las zonas más turísticas están acostumbrados a recibir otro porcentaje similar de modo extra.

Cruzando la Cordillera de los Andes, también suelen incluir el 10 por ciento, pero al igual que en Argentina, algunos restaurantes chilenos acostumbran a cobrar un monto no consensuado por “el cubierto”. Más allá de esa costumbre, en Chile la propina no es obligatoria y el cliente puede reclamar para no pagarla.

Por su parte, en Uruguay, la tradición indica dejar una suma en una gran variedad de servicios. Una propina adecuada oscila entre el 6 y el 10 por ciento.

Colombia y Ecuador, usualmente, ya la tienen anexada en la cuenta como un 10 por ciento. Más allá de esto, está estandarizado dar un poco más hasta llegar al 15 ó 18 por ciento, según la evaluación particular de la prestación. 

Por otro lado, en Perú no existe un estándar, sin embargo los mozos esperan por su trabajo un 15 por ciento. En tanto, en Venezuela, incluida o no, se estima en el 10 por ciento “con carácter salarial”.

Caribe, más allá del “all inclusive”

Cuba es un caso especial. En el lapso de unos años pasó de la prohibición a otorgar un 10 por ciento en restaurantes y taxis. En Aruba, si está incluido en la cuenta, la retribución no es obligatoria. En caso contrario, la propina sugerida es del 15 por ciento.

En Costa Rica, el 10 por ciento suele venir incluido en el monto de la cuenta. Lo mismo ocurre en República Dominicana. Por su parte, en Nicaragua, al no estar anexada a la factura, los mozos esperan una gratificación entre un 8 y un 10 por ciento. En Panamá, según una ley sancionada este año, ya no es obligatorio dejar ninguna cifra. De todos modos, puede abonarse voluntariamente lo que se considere.

Finalmente, en Jamaica rara vez se incluye en el precio el servicio, por costumbre se recomienda añadir un 15 por ciento.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.