Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Por el Amazonas, a bordo de una casa

Un propuesta turística ofrece la posibilidad de navegar en plena selva colombiana dentro de un hotel boutique ecológico.

Por Redacción LAVOZ.

Que el turismo clásico ha dejado paso ya a nuevas formas de viajar y conocer, conformadas por propuestas provistas de mayor contacto con la naturaleza y una dosis de adrenalina, no es novedoso.

En este caso, lo curioso es una propuesta turística que brinda una experiencia única: navegar por el río Amazonas, en medio de la selva colombiana, pero desde la comodidad de una casa con todo el confort imaginable.

Para entrar en clima, conviene destacar que el departamento del Amazonas, en Colombia, es reconocido como uno de los destinos ecoturísticos más exuberantes del mundo, ideal para encontrarse con la naturaleza y deleitarse con la riqueza de la flora y fauna de la selva tropical, un paraíso primitivo tan distante como lleno de magia y belleza.

La mejor forma de conocerlo es navegar por el río a bordo de una casa. Ubicada a dos horas de Leticia, en la desembocadura del río Amacayacu, la Casa Flotante del Amazonas es un hotel boutique ecológico, que ofrece una manera única de disfrutar el lugar.

El exótico hospedaje está construido para desplazarse como un barco, permitiendo a sus huéspedes convivir directamente con la naturaleza de la selva, mientras disfruta de un placentero paseo por el río Amazonas, el más grande del planeta.

Diseñada para alojar a cinco personas, la Casa Flotante cuenta en el segundo piso con dos habitaciones (con una cama doble y dos auxiliares) y un baño de lujo, con agua calentada por energía solar.

En la planta baja hay un salón, cocina, bar y una terraza exclusiva con reposeras y hamacas. Con personal de apoyo permanente, sumado a los servicios y comodidades que ofrece, los huéspedes pueden disfrutar de varios días de navegación calma a bordo.

Desde la terraza, donde se ubica un telescopio, se puede estar siempre en contacto con la naturaleza y se pueden admirar los paradisíacos paisajes de la selva húmeda tropical, sus bosques, pantanos, ciénagas y sistemas fluviales.

Además, es posible observar la mayor parte de las 468 especies de aves y 150 especies de mamíferos que se encuentran en la zona.

Con una velocidad que oscila entre los tres y los cinco kilómetros por hora, la casa también puede desplazarse hasta los lagos de Tarapoto, que ofrecen un espectacular paisaje, donde se pueden avistar delfines rosados y grises; nadar; pescar, y conocer los mitos y leyendas de las comunidades indígenas alrededor de una fogata.

La Casa Flotante del Amazonas se ofrece como “la combinación perfecta entre el confort de un hotel exclusivo y la tranquilidad del entorno privilegiado”.

Más información

Página en Internet: www.colombia.travel/es/turista-internacional/destino/amazonas
Tarifa por noche:
U$S 723 con desayuno y cena.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.