Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Península de Yucatán, el edén de los mayas

Pocos sitios brindan la posibilidad de encontrar playas paradisíacas junto a yacimientos arqueológicos de una cultura milenaria. En su península de Yucatán, México ofrece la singular belleza de la Riviera Maya.

Por Francisco Panero (Especial).

No será un viaje de placer y nada más. No será sólo echarse sobre la paradisíaca playa y beber un tequila o un mezcal. Visitar la Riviera Maya ofrece un litoral de arenas blancas y aguas turquesas pero también, en el mismo lugar, vestigios de una rica civilización precolombina con innumerables sitios de interés arqueológico.

Como si esto no fuera suficiente, la sorpresa aguarda en cada rincón porque también hay otras joyas de la naturaleza que la península de Yucatán ofrece a los viajeros. En esa reducida porción del sur de México se encuentran los xenotes y las cavernas subterráneas. Estas grutas pueden ser exploradas por los turistas sin dificultad y con la posibilidad de nadar o bucear en sus espejos de agua. 

Playas de ensueño

De norte a sur, la península de Yucatán muestra diversos matices de su mejor litoral marítimo. Arenas blancas, aguas serenas de colores azul, celeste y turquesa acompañan un clima excepcional para las mejores vacaciones en el mar. 

El viajero sabrá elegir entre los distintos enclaves que ofrece la Riviera Maya. Entre otros, están Isla Mujeres, Cancún, Playa del Carmen y Tulum, por citar los más conocidos. Estas ciudades ofrecen todas las ventajas urbanas, con su vida nocturna y gastronomía de categoría. Además, existen los hoteles que a lo largo de kilómetros se sitúan junto a la playa y no necesariamente dentro de un poblado.

Si alguien se aloja en uno de estos resorts difícilmente se acuerde de la ciudad. El placer vive en ellos y sólo hay que entregarse a las comodidades situadas junto al mejor entorno natural. 

TODO TIPO DE PLAYAS: Riviera Maya: las playas imprescindibles.

Cultura maya

Desde la ciudad o los hoteles es preciso tomar una excursión para acceder a cada una de las ruinas mayas que nos mostrarán la otra cara de este paraíso situado en el estado de Quintana Roo. Una compañía de excursiones o un transfer que nos lleve a cada una de las ruinas nos permitirá acceder a los vestigios que quedan de la cultura de un pueblo cuya civilización aún continúa sorprendiendo por la sofisticación de sus logros. 

Los mayas vivían en “ciudades-estado” con marcada autonomía. La más espectacular para visitar es la de Chichén Itzá, una de las siete maravillas del mundo moderno y Patrimonio Cultural de la Humanidad. Cuando se hallaba en su esplendor, fue capital regional y lugar de peregrinación.

Allí podemos apreciar, en excelente estado de conservación, las bondades de su desarrollo científico y cultural. Los mayas nos han dejado para el asombro monumentos como la cancha de pelota más grande de la región o la pirámide de Kukulkán. Esta obra maestra de los mayas sigue siendo objeto de asombro por su perfección en cuanto al desarrollo de las matemáticas, la astronomía, la geometría y la acústica. Una expresión de esa formidable gema de la cultura es lo que ocurre cada equinoccio, con su espectáculo de sombras del dios Kukulkán descendiendo a la tierra. 

En Cobá existe otro interesante centro de desarrollo maya, con su pirámide de Nohoch Mul, la única que el viajero aún puede ascender en toda la región. El centro urbano que los españoles hallaron abandonado está dentro de la selva, con una densa red de caminos que comunicaban con otras poblaciones. 

Tulum es el otro gran yacimiento arqueológico. La ciudad amurallada junto a la costa posee El Castillo, una gran edificación que funcionó de faro para guiar a las embarcaciones y evitar los arrecifes de coral. Otros paseos a centros históricos de esta cultura son San Gervasio, El Meco, San Miguelito y El Rey, sólo por citar algunos.  

MÁS DE TULUM: Tulum, donde la historia se encuentra con el mar.

Xenotes y río subterráneo

Estos huecos en la tierra permiten apreciar cómo el agua se almacena en diversos lugares, considerados joyas para los mayas. Existen muchos de estos sitios, entre ellos uno cercano a Cobá que explota una comunidad maya.

Una experiencia singular puede disfrutarse en Río Secreto, un paseo ubicado junto a la carretera que recorre toda la riviera de norte a sur, a cinco minutos al sur de Playa del Carmen. Esta reserva natural incluye un recorrido de 45 minutos por una joya de la espeleología. Cavernas, río y lagunas dejarán atónitos a todos los visitantes. Formaciones rocosas, efectos de la luz y animales de todo tipo son sólo algunas de las curiosidades de este inigualable espectáculo natural.

 

Al regreso de la Riviera Maya, la sorpresa de cada una de estas vivencias habrá dejado mejores experiencias que las de un simple viaje de placer.

TE PUEDE INTERESAR: Una zambullida en los cenotes sagrados de México

Curiosidades

Comunidad maya. Está divulgado el error de que los mayas se “extinguieron”. Ni fugaron con la llegada de los españoles ni hubo un genocidio. El pueblo vive en toda la zona y son millones, integrados laboralmente en los hoteles y emprendimientos turísticos. Algunas comunidades, en sociedad con capitales privados, explotan sus riquezas naturales y así su pueblo avanza con emprendimientos básicos como una escuela y un dispensario. 

Xenotes. El cosmos maya tiene tres niveles: celestial, terrenal y subterráneo. En el inframundo habitan los muertos. Allí se ubican los xenotes, lugares sagrados en los que se encuentran reductos de agua hoy explotados turísticamente. Según el lugar, el descenso es a través de cuerdas, escaleras u otros medios. Se puede nadar en aguas tan puras como profundas. México, por estas formaciones, es considerado un paraíso para los buceadores. 

Río subterráneo. En la primera década de este siglo, un cazador descubrió un gigantesco recorrido de galerías subterráneas que hoy constituyen uno de los paseos más interesantes de la zona. “El museo de cristal” es una de las formas de llamarlo por las formaciones peculiares y por la presencia de agua en lagunas y cursos cristalinos. Las imágenes la transforman en una experiencia transformadora.  

Amabilidad. En su mayoría, los pueblos originarios de la región o de estados vecinos, los trabajadores de los hoteles y el grueso de los habitantes de los centros urbanos se caracterizan por su amabilidad con el turista. Tienen la mejor disposición para ayudar y, en confianza, demuestran un muy buen sentido del humor. 

Testimonios: 

“Siempre vengo al Caribe por un poco de sol, pero esta parte de México me parece que tiene un encanto especial. Aquí no todo es playa”. Diane Wilson (34), Estados Unidos.

“Hace varios meses que estoy en el DF por trabajo y me felicito por haber decidido venir a pasar una semana en este lugar. Es el paraíso”. Heather Carter (42), Nueva Zelanda.

“Este Río Secreto me deja con la boca abierta. No puedo creer que debajo de la tierra haya cosas así. No quería salir a la superficie”. Manuel Fernández Quintana (47), España.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: desde Buenos Aires, Aerolíneas Argentinas tiene vuelos directos a Cancún. También llega a ese destino Copa (con escala en Panamá) o Latam (vía Santiago o Lima). Desde Cancún parten transfers hacia las distintas playas de toda la Riviera Maya. A Playa del Carmen el viaje es de unos 50 minutos y a Tulum, una hora y media. 

CÓMO MOVERSE: 

-Ruinas arqueológicas. Además de disfrutar de las playas, conviene hacer excursiones hacia las ruinas mayas, como Chichén Itzá, Tulum y Cobá. El precio de la entrada a Chichén Itzá para extranjeros es de 242 pesos mejicanos (poco más de 300 pesos argentinos). El recorrido por Chichén Itzá puede llevar varias horas. En Cobá o en Tulum, el paseo es de medio día.

-Aventura. Existen varios xenotes que pueden visitarse. La oferta es amplia y variada. Los precios oscilan entre los 50 y los 100 dólares. Algunos incluyen el recorrido por varios xenotes más paseos en canoa, tirolesa y otras atracciones.

-Río subterráneo. Para conocer Río Secreto hay que dirigirse hasta la Carretera Federal, Km. 283, Ejido Sur (Playa del Carmen). Facebook “Río Secreto / Reserva Natural”, www.riosecreto.com.mx Tel. +52 984 147 6050. Las entradas para adultos cuestan (sin transporte) entre 80 y 120 dólares, según el servicio elegido. Los menores pagan la mitad. 

ALOJAMIENTO: recientemente, la cadena Palladium inauguró su complejo de suites de lujo para adultos TRS Yucatán. Carretera Chetumal-Puerto Juárez, Km. 256-100, Solidaridad - Akumal, 77710 Playa del Carmen. Más datos: www.palladiumhotelgroup.com

GASTRONOMÍA: las comidas típicas mejicanas son interesantes para ser degustadas en los comedores populares. Además de los conocidos tacos, nachos, quesadillas (quecas) o enchiladas, resulta sabroso pedir un pozole (verde, blanco, rojo), especie de caldo a base de maíz al que se le agrega carne de pollo o cerdo. También son recomendables tortillas (sopes y tlacoyos), chilaquiles, tamales y chiles. Consejo: para evitar sorpresas, antes de comer, pregunte si el plato es picante.

MÁS DATOS: www.visitmexico.com/es

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.