Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

La “peli” cordobesa que te muestra Venecia desde otra perspectiva

El recientemente estrenado filme “Venezia” ofrece otro retrato posible del destino, teñido por el desamparo y la tristeza.

Por Andrea Molina (Especial).

Famosa por sus canales, sus palacios renacentistas, la plaza San Marcos y el campanario con vistas a los techos rojos de la ciudad, Venecia es una de las ciudades italianas más visitadas por turistas de todo el mundo. Es conocida también como la “ciudad del amor”, un destino para viajar en pareja y celebrar la luna de miel.

Ahora bien, ¿qué pasaría si uno de esos viajes fuera atravesado por la tragedia? En la película cordobesa Venezia (2019/ 75 min./ Argentina /Dirección: Rodrigo Guerrero), filmada íntegramente en la ciudad homónima, su protagonista, Sofía, enviuda el día en que llega a la ciudad para celebrar su luna de miel, pero la muerte no determina el final de su viaje. Inevitablemente, debe esperar 48 horas para regresar al país con el cuerpo de su esposo y durante ese tiempo deambula por la ciudad afectada por la situación emocional que le toca vivir.

Esta delicada película nos muestra a Venecia desde otra perspectiva. Durante días grises y apagados, Sofía la recorre y convive con sus paisajes, su ritmo y su gente. A veces se la ve transitar por los lugares más icónicos, como la plaza principal, donde intenta simular una sonrisa para la foto, y otras veces escapa de este centro pintoresco y llega a rincones menos explorados por el turista pero que también forman parte de la realidad del destino.

 

La película muestra los márgenes, la periferia, permanentemente teñidos por el desasosiego, y recuerda más bien a la Venecia inundada con riesgo de desaparecer, a esa ciudad con un destino trágico casi anunciado que tiñe con un aire nostálgico al ambiente.

¿Somos nosotros los que nos reflejamos en la ciudad o la ciudad la que se refleja en nosotros durante los viajes? Parte de este intercambio es puesto en juego en la película: mientras la protagonista camina y recorre sus callejones, de fondo conviven los turistas, los puentes y los monumentos.

Un dato a destacar es que para el rodaje del filme no se cortaron calles ni lugares, es decir que lo que aparece en la pantalla es real, una postal de la ciudad tal como es. Esto, sumado al uso de la cámara subjetiva, da como resultado un retrato bastante fiel de Venecia, atravesada por la mirada de la protagonista.

A pesar de la dura situación que le toca vivir, Sofía encuentra en la ciudad un lugar por descubrir y a través del cual descubrirse. En la película, el espectador tiene la oportunidad de ver la mágica y tan especial Venecia desde una sensible mirada del cine local.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.