Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

El "ojo de mar" de Polonia: más lindo que cualquier fondo de pantalla

Morskie Oko está ubicado a 1,395 metros sobre el nivel del mar, es uno de los lagos de montaña más altos del planeta y también de los más lindos.

Por Redacción Voy de viaje.

Las lenguas viajan rápido alrededor del mundo, los habitantes más añejos de los pueblos siempre tienen alguna historia interesante para pasar a la próxima generación, una historia que no se probó, que nadie puede darla como hecho a ciencia cierta y que sin embargo forma parte del ambiente del lugar, como una brisa que todo lo mueve, intangible pero está ahí.

Como muchos de los lugares más lindos del planeta, este lago cuenta con su propia leyenda. Según se cuenta, Morskie Oko estaba conectado al mar Báltico por un túnel subterráneo de 700 kilómetros que recorría el país casi de punta a punta. Más allá de su conexión marítima, lo cierto es que su nombre significa "ojo de mar".

Fauna y flora

Es un espejo de agua clara, extenso y tranquilo, considerado uno de los lugares más lindos del mundo. Se encuentra en el Parque Nacional Tatra, un área protegida con cascadas, manantiales y picos montañosos de gran altura en el sur del país. Entre las especies típicas del parque se encuentran marmotas, cabras montesas, osos y águilas reales.

Otra historia contada por los locales, esta vez en forma de anécdota, narra que el sitio fue elegido por el Papa Juan Pablo II para ser visitado en varias ocasiones, según se cuenta, tomaba té con los guardaparques y conocía el nombre de todos los picos montañosos que rodean al lago.

Los alrededores de Morski Oko forman uno de los paisajes más imponentes de Polonia. En sus orillas crecen bosques de abetos rojos y blancos. Más arriba se alzan pinos enanos enmarcados por los picos alpinos. Como si eso fuese poco, el broche de oro lo dan los centros termales donde relajarse después de una larga caminata en invierno. Vapor de sauna con estos paisajes de fondo suena muy bien.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.