Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

No te lo pierdas: este año la torre Eiffel cambiará de color

En 2018 se la volverá a pintar, como cada siete años. Se necesitan 60 toneladas de revestimiento para cubrirla. Todavía no se sabe cuál será el tono elegido.

Por Redacción Voy de Viaje.

Si alguien pregunta cuál es el color de la torre Eiffel, seguramente serán pocos los que estén seguros de la respuesta. La respuesta correcta es marrón oscuro, pero no siempre ha sido así. De hecho, cada siete años la icónica estructura parisina cambia la tonalidad, y ya ha pasado por el rojo, el amarillo y diferentes tonos de marrón.

Desde su construcción en 1889, ha recibido 19 capas de pintura, una hazaña impresionante debido a que se necesitan 60 toneladas de revestimiento para poder cubrir todo el monumento a mano. Durante 2018 se le dará la capa número 20.

Todavía no se sabe qué color se elegirá, y el tema ya está generando especulaciones entre los parisinos. El ministerio debe seleccionar un tono y los colores que se encuentran en las capas inferiores seguramente influirán en la decisión. En ese marco, el rojo, que fue el color original, es un gran candidato.

Transformaciones

En un intento por combatir el óxido, el color elegido para pintar la torre en sus inicios fue el rojo intenso. Ese tono duró hasta 1892, cuando cambió a ocre. Al llegar el nuevo siglo, se decidió pintarla de amarillo, pero duró poco ya que se lo consideraba “demasiado optimista” para la época. Por ese motivo, en 1907 se cubrió ese llamativo color con un marrón amarillento, hasta 1968, cuando se intentó recrear el primer color y se pintó de marrón rojizo.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.