Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Miami vs. Hawái: distinguiendo paraísos

Casi ocho mil kilómetros separan las costas de Miami Beach de Oahu, Hawái. Dos destinos predilectos para los amantes de las playas y las actividades al aire libre que, sin embargo, son muy diferentes.

Por Romina Viola (Especial).

La principal distinción entre Miami y Hawái no es palpable. Está en el aire. Es la energía que se siente, la rutina de los locales, el ritmo de sus calles. Hawái es el estado más relajado de los Estados Unidos. El espíritu del aloha (saludo local), implica vivir el presente y ser uno con la naturaleza. En cambio, Miami es sinónimo de fiesta, rumba y flashes. Se respira la emoción de un festejo inminente, en las playas suenan ritmos latinos y la gente habla a los gritos.

Las olas y el viento

Sin dudas, el atractivo más popular de ambos destinos son sus playas: arena blanca, mar azul y temperaturas ideales a lo largo de todo el año. ¿Cuáles son las más recomendables en cada lugar? Quienes visiten la isla de Oahu, Hawái, deberán escaparse de las multitudes. La popular playa de Waikiki está invadida por turistas, es muy sucia y para meterse al agua hay que sortear barcos, niños y tablas de barrenar. Similar a otras playas de ciudad, claro.

La mejor opción es alquilar un auto al llegar al Aeropuerto internacional de Honolulu (a partir de 600 pesos diarios, aproximadamente) y dirigirse a Lanikai o Kailua, del otro lado de la isla. Son 45 minutos de viaje por autopistas iluminadas para arribar a un punto menos conocido, donde la estadía cuesta la mitad y las playas aún conservan su encanto. Es allí donde se puede experimentar la verdadera vida cotidiana de la isla. Una curiosidad: entre Lanikai y Waikiki se encuentra Waimanalo, la playa preferida del local Barack Obama en sus vacaciones. Un oasis de tranquilidad y aguas azul profundo. Ocho mil kilómetros hacia el este, Miami también espera a los visitantes con arena y mar. Las playas más conocidas son las de South Beach, cerca de los grandes hoteles y de los centros comerciales importantes. De acuerdo al diseño de cuadrícula de la ciudad, la costa más popular se extiende desde la calle 3 hasta la 21. Son características las casillas de los guardavidas, coloridas y brillantes, y suele haber reposeras para alquilar, sombrillas y puestos de bebidas. De la calle 21 a la 40, el camino de madera que recorre toda la costa tiene entradas que permiten visitar la arena. Mientras más al norte se vaya, más tranquilas serán las playas. La más apacible está sobre la 41.

DATOS. Miami vs. Hawái: información útil.

Siguiendo al sol

Si algo que tienen en común ambos destinos, son amaneceres y atardeceres increíbles. En Hawái se puede disfrutar de la salida del sol caminando hacia el volcán Diamond Head. La actividad comienza en la base a las cuatro de la mañana, por lo que al llegar a la cima el sol comienza a asomarse y devuelve a la isla a la vida. Los atardeceres no se quedan atrás: a un par de cuadras de Waikiki se ubica el Parque Sans Souci. Si bien su playa no es memorable, la puesta del sol sí lo es: al esconderse entre las aguas de la costa, baña el paisaje de tal forma que todo parece estar en llamas.

Miami también tiene un secreto bien guardado: el parque de South Pointe. Allí se extiende un muelle con destino directo al atardecer y el sol cae al unísono con los grandes cruceros que abandonan las costas.

Temas: #Mar #Arena #Surf
2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.