Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Miami día y noche

Tres recorridos de un día completo para disfrutar la ciudad con opciones tan diversas como playas paradisíacas, un parque subtropical, discotecas exclusivas y galerías a cielo abierto.

Por Pamela Subizar (Especial).

Miami es un destino que fascina a los argentinos: el combo playas-compras-diversión lo vuelve irresistible. Sin embargo, entre Disney, los cruceros y los malls, la estadía suele ser reducida. ¿Cómo aprovechar cada minuto? Estos son tres planes 24 horas non stop para descubrir la ciudad.

La imperdible South Beach 

La isla de Miami Beach es un punto de partida obligado. Al norte están los grandes hoteles y las playas más tranquilas, donde suelen ir las celebridades, y al sur, South Beach, con todo lo que el turista espera ver en Miami: jóvenes en bikini patinando, autos convertibles y de lujo, el mar turquesa y la célebre Ocean Drive con sus palmeras y edificios art déco.

Las playas más concurridas (para ver y mostrarse) están en el sector de Lummus Park. En la calle 8 hay canchas públicas de vóley y en la 12, una playa gay friendly muy popular. Para hacer topless, la mejor opción es la zona entre Lincoln y la 17.

Cuando cae la noche, nada como recorrer las calles Lincoln –con sus cafeterías, restos y tiendas– y Ocean Drive, sobre la costanera, con happy hours para probar cócteles a cada paso (por unos 100 pesos). Al final de la isla está el famoso club Nikki Beach, con acceso propio a la playa (sale 320 pesos el ingreso y 250, un mojito).

Luego, la lista de alternativas para bailar hasta la madrugada en la isla es infinita, e incluye desde discotecas con reconocidos DJs –como Story Nightclub, LIV y SoBe Live– hasta bares bien latinos de salsa y reggaetón, como Mango Tropical Café, o de jazz y reggae, como Jazid. Los descuentos se consiguen en Washington Avenue.

Más playas y el Downtown 

Un día fuera de South Beach puede ser también una experiencia increíble. Las playas más alejadas son paradisíacas y tienen opciones para practicar deportes acuáticos. Hay dos con estilo familiar y relajado al norte: Hollywood Beach (con olas artificiales para surf) y Sunny Isles. Los que aman las playas amplias de arena fina pueden pasar el día en Haulover Beach y, si se animan, visitar su zona nudista (a la altura de Parking 1).

Otra opción es ir hacia el sur de Miami y tomar una clase de windsurf en Hobie Beach o conocer Key Biscayne, donde hay parques y arenas ideales para un picnic o un paseo en bicicleta. 

Al terminar el día, la fiesta de bar en bar está garantizada en el Downtown y Brickell (con precios más accesibles que Miami Beach). Los barrios concentran la movida after office en una variedad de bares como el cervecero Fado’s Irish Pub (con promociones cuando hay partidos de fútbol) y el elegante Blackbird Ordinary. En American Social, hay noche de salsa los miércoles, y en Dolores But You Can Call Me Lolita, buena música para bailar. 

DATOS. Información útil para descansar en Miami.

Parque Everglades y Wynwood

En Miami está el parque natural subtropical más grande de Estados Unidos: el Everglades, con especies exóticas y, por supuesto, el cocodrilo de Florida. La entrada más cercana está en Shark Valley (160 pesos por vehículo). Se puede recorrer en medio día ya sea a pie, en bicicleta o en tranvía, o en un divertido paseo en hidrodeslizador.

Si queda una noche libre, lo mejor es hacer una salida nocturna distinta en zonas como Coconut Grove –de ambiente universitario y bohemio– y Wynwood –con estilo creativo y artístico–. El cierre ideal: pasear entre los fascinantes murales a cielo abierto de la galería Wynwood Walls (con entrada libre) y tomarse una buena cerveza en algunos de los excelentes patios abiertos del distrito, como Wood Tavern o Gramps.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.