Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Lo que tenés que saber para volar un dron en tus vacaciones y que sea un éxito

El uso de estas nuevas tecnologías al momento de viajar es cada vez más frecuente y es importante considerar las normativas de cada lugar: permisos, licencias, zonas y horarios. Un repaso por los destinos más consultados.

Por Gastón Sabena (Especial).

Lo sabemos: el dron es un dispositivo aéreo no tripulado manejado por control remoto. Las nuevas tecnologías combinaron la fotografía y el video con este rubro, para crear nuevos contenidos desde perspectivas poco comunes y ángulos novedosos.

Lo que quizás no todos conocen es que, por cuestiones de seguridad, existen permisos, licencias y normativas que aplican según la administración de aviación de cada país.

El uso del dron en Argentina

En nuestro país es un tema que se encuentra bastante estudiado. Para uso recreativo está permitido con ciertas consideraciones: el aparato debe estar registrado ante la Administración Nacional de Aviación Civil y el piloto debe ser mayor de 18 años (o estar acompañado de un adulto responsable).

Además, también existen normas sobre dónde operarlo: a no menos de cinco kilómetros a la redonda de aeropuertos, helipuertos y aeródromos; a más de 30 metros de personas, a no más de 120 metros de altura y desde los 10 metros hacia arriba en vertical. Tampoco se puede en zonas muy pobladas o donde se encuentren aglomeraciones de personas, teniendo que tramitar un permiso en caso de querer hacerlo.

 

Es importante mencionar que la Administración de Parques Nacionales prohíbe el uso de estos dispositivos en todos sus territorios del país.

Rumbo a Nueva York: el uso de drones en Estados Unidos

En el año 2018 el Departamento de Transporte de Estados Unidos sancionó una nueva ley sobre la operación y certificación de pequeños sistemas aéreos no tripulados: diferencia los espacios aéreos controlados de los no controlados y exime de autorización para volar drones en los espacios no controlados siempre hasta 120 metros de altura.

 

Es importante aclarar que aunque no se pidan permisos específicos para cada momento de utilizarlo, es necesario contar con una licencia para el piloto que lo opere.

Vamos a la playa: el uso de drones en Brasil, México y República Dominicana

Otro lugar en el que los drones permiten excelentes tomas son las playas. En el caso de Brasil, al ser uno de los principales fabricantes, cuenta con uno de los mayores tráficos aéreos. No se requiere licencia ni registro para uso de tipo recreativo, aunque sí existe un reglamento para fines comerciales.

En tanto, México es uno de los más estrictos en cuanto a las condiciones de vuelo: no pueden utilizarse en las zonas establecidas como “prohibidas” ni en ningún tipo de lugar dónde se encuentren más de 12 personas; pueden usarse únicamente en horarios en los que haya luz solar y deben contar obligatoriamente con un seguro de responsabilidad civil.

 

República Dominicana, en cambio, es bastante más flexible: el único requisito es no volar en un radio de ocho kilómetros a ningún aeropuerto, el resto son sólo recomendaciones respecto del buen funcionamiento y las condiciones de clima ideal, entre otros aspectos.

Hacia el Viejo Continente: el uso de drones en Europa

La Unión Europea no contaba con una normativa establecida sobre el manejo recreativo de estos dispositivos, y desde que hubo inconvenientes difíciles de resolver debido al vacío legal se estableció que no se requiere autorización ni licencia si se trata de aparatos pequeños con fines recreativos (aunque prevén que se creará un registro único de drones para su identificación).

 

Siempre que no se vuele a más de 120 metros de altura, cada país se debe encargar de establecer el radio de seguridad de aeropuertos. Por ejemplo, España no permite que los drones se acerquen a una distancia menor a ocho kilómetros.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.