Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Gastronomía

Lima a la carta

La comida peruana es una de las mejores maneras de entender a ese país. Es posible identificar su geografía con platos de la sierra, la costa y la selva o profundizar en su historia.

Por María Gabriela Sibilla (Especial).

Hoy, Lima es considerada la capital gastronómica de Latinoamérica. En este país, la comida adquiere un significado muy importante, pues le devolvió al Perú reconocimiento en el exterior. A través de sus platos podemos entender su historia y sus corrientes migratorias, la llegada de españoles, africanos, chinos, japoneses y su mestizaje. Además de la historia, la gastronomía peruana nos lleva por un recorrido geográfico que abarca la sierra, la costa y la selva.

La cocina de la Costa del Pacífico es generosa en pescados y mariscos. Se destaca el ceviche, el sudado y los chupes. En la cocina de la selva están presentes los ingredientes que provee la Amazonia: plátanos, palmitos, carne de majaz, cecina (carne de cerdo seca y ahumada). Por su parte, la cocina andina se prepara mayormente en ollas de barro y su base incluye tubérculos y maíz. Vale la pena probar las papas a la huancaína y la chicha de maíz, bebida de los antiguos pobladores que aún tiene vigencia. La Capital también cuenta con sabores propios: en su carta, exhibe la causa limeña, ají de gallina y suspiro limeño, entre tantos otros.

DATOS ÚTILES. Información útil para enamorarse de Lima.

Son infinitos los bares y restaurantes que valen la pena. En la mayoría de las propuestas hay una cuidada selección de ingredientes y especial atención al servicio, dos de los pilares que sostienen a Lima en la cima de la gastronomía mundial.

Agenda de sabores

-Central restaurant: está ubicado entre los mejores del mundo. Es un plan para reservar con tiempo. Hasta aquí llegan interesados de todas partes del planeta. El menú de “alturas” ofrece 17 degustaciones que combinan ingredientes de las distintas altitudes del Perú. Sabor y textura que lo acercan al cielo. Pertenece a Virgilio Martínez. Santa Isabel 376, Miraflores.

-Astrid & Gastón: a cargo de Gastón Acurio. Este cocinero es responsable en gran parte de la promoción de la cocina peruana en el mundo. En Lima, tiene uno de los restaurantes más visitados por quienes se llegan hasta la ciudad atraídos por la gastronomía. Actualmente, el local ocupa la antigua Casa Moreyra, un espacio con más de 300 años de historia. Es posible optar por menú a la carta o degustación. En este último caso, se recorren sabores de las distintas regiones del país. Avenida Paz Soldán 290, San Isidro.

La coctelería peruana está en auge, a los restaurantes de renombre se le suma un importante número de innovadoras barras como las que aparecen en este listado:

-Carnaval: con sus cócteles, busca ofrecer una experiencia. Cada trago remite a un viaje a través de su nombre, su preparación y su vajilla, diseñada por ocho artistas peruanos que interpretaron el concepto. Avenida Pardo y Aliaga.

-Bar Piselli 1915: una posta tradicional para probar un chiclano, bebida preparada a base de pisco, jugo de limón y refresco de soda. Además, sirven cerveza al polo (heladita) y pisco sour. Todo acompañado por exquisitos y generosos sándwiches.

-Ayahuasca Bar: entre sus manos, tiene el reconocimiento de la prestigiosa revista Condé Nast Traveler, que lo consideró uno de los 35 mejores bares del mundo. Con una ambientación colorida, recibe a los amantes de la coctelería desde 2008. En su mayoría, ofrece tragos preparados con el licor emblema del Perú: el pisco. Se destaca el Ayahuasca sour, macerado con hojas de coca, jugo de aguaymanto y tumbo. 

Los food trucks también están ocupando un rol importante en el mercado gastronómico de Lima. Son itinerantes, pueden estar cerca de una feria, un evento deportivo o en áreas abiertas como el Parque Cáceres, en San Isidro. 

La oferta incluye ceviche, empanadas y el imperdible anticucho, una especie de brocheta preparada con carne de res y ají. Este plato está tan incorporado a la cultura peruana que celebra su día nacional cada 17 de octubre.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.