Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
En pareja

Le propuso casamiento con un fondo de película

La historia de una pareja australiana que se salió de lo común y selló su amor entre auroras boreales.

Por Redacción Voy de Viaje.

Dale Sharpe, un fotógrafo australiano, se quiso lucir al proponerle matrimonio a su novia, Karlie Russell. Se rehusaba a hacer algo típico y, en búsqueda de un momento que fuera único e inolvidable, pensó en hacerle la gran pregunta en el Círculo Polar Ártico, con una aurora boreal de fondo.

No recurrió a ese lugar solamente por su belleza natural, sino porque juntos habían visitado el destino más de 30 veces. Y es que ambos comparten la pasión por la fotografía, y aman viajar hasta este rincón del mundo para captar el fantástico show natural de luces que se produce en el cielo.

Intento fallido

Nueve meses atrás, Dale ya había proyectado proponerle casamiento a su novia durante un viaje al Círculo Polar Ártico, pero todo salió mal.

Antes del viaje a Islandia, escondió el anillo dentro de una botella de crema hidratante. Le dijo a Karlie que era un producto caro y que pertenecía a su madre. Sin embargo, en el vuelo de las Islas Feroe a Islandia, la pareja tuvo problemas con el sobrepeso de las valijas, y Karlie decidió que la botella de crema no era necesaria, por lo que la tiró a la basura, junto con el anillo de 4.000 dólares escondido dentro.

Lo peor fue que Dale se dio cuenta varios días después, cuando ya era imposible recuperarlo.

Ahora, sí

El fotógrafo ahorró nuevamente para poder conseguir otro anillo para su futura esposa. Volvieron a viajar al Ártico por dos meses, para realizar un trabajo, y Dale decidió esperar hasta el día de su aniversario para hacerle la propuesta.

Pero, un par de días antes de la fecha pensada, el cielo se cubrió con una aurora boreal asombrosa, como pocas veces se puede ver. Así que Dale decidió sacar el anillo y, por fin, preguntarle a Karlie si quería casarse con él, mientras se arrodillaba y tomaba unas fotos increíbles.

El resultado fueron estas imágenes, que se están volviendo virales debido a su gran belleza. Sin dudas, un momento que ninguno de los dos olvidará.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.