Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

Las cataratas de Tinago, un paraíso escondido

Esta maravilla de la naturaleza combina saltos de agua, acantilados y cuevas en un rincón de Filipinas.

Por Redacción Voy de Viaje.

En el municipio filipino de Iligan se encuentran las cataratas de Tinago, que dejan sin aliento a los visitantes con sus caídas de agua turquesa de 73 metros. Rodeadas por acantilados rocosos y una vegetación subtropical, son definitivamente un paraíso.

Lo mejor es que este enclave está escondido, por lo que las expectativas de los viajeros van aumentando a medida que se acercan al destino. Sin embargo, no es tan simple como parece, ya que cuando el GPS indica que uno ha llegado, todavía falta descender por una escalera caracol de 500 escalones para poder disfrutar del espectáculo desde la cuenca, cuyas aguas profundas y tranquilas la asemejan a una piscina natural.

Además, debajo de las cascadas aparece una pequeña cueva, a la cual se puede ingresar para escuchar el sonido del agua cayendo. Sin dudas, una sensación única que completa la experiencia.

Una vez que se disfrutó del agua y el cuerpo logró relajarse, hay que prepararse para subir por las escaleras. Si bien el ascenso por los 500 peldaños no es fácil, la visita al lugar vale totalmente la pena.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.