Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

La pasión por el reggae

Si el reggae es su principal pasión, no puede dejar de visitar el Museo Bob Marley, en Kingston, la capital jamaiquina, donde está ubicada la casa del mítico músico.

Por Redacción LAVOZ.

Si el reggae es su principal pasión, no puede dejar de visitar el Museo Bob Marley, en Kingston, la capital jamaiquina, donde está ubicada la casa del mítico músico y compositor cuyo nombre completo era Robert Nesta Marley Booker, fallecido en 1981 a los 36 años.

Otro hito a conocer es la casa de Peter Tosh, también famoso músico de reggae creador del grupo The Wailers y uno de los pioneros del movimiento rastafari, en la carretera entre Savana la Mar y Ocho Ríos.

Pero si no es esa música la de su preferencia, puede visitar las Blue Mountains, que se hicieron famosas porque allí se obtiene uno de los cafés más puros, apreciados y caros del mundo, que consumen particularmente los japoneses.

En sus cercanías se puede hacer mucho ecoturismo y deportes de aventura, como en el río Grande, que se forma por la lluvia que cae en las Blue Mountains.

Y, si de ríos se trata, hay tours por el Black River, por el que se puede navegar en barcos y observar la fauna autóctona,  pero también para llegar hasta el pueblo de St. Elizabeth, donde se elabora el premiado ron Appleton, cuyas bodegas pueden visitarse. Seguro que regresará relajado, encantado y diciendo no problem.

Por la noche, para escuchar el mejor reggae, los boliches más famosos son Margueritte Ville, que cuenta con muchas franquicias en la isla; el Rick's Café, Bar Xtabi y Kaiser's Cafe, en Negril.

Si no es fanático del reggae, distintos dj´s internacionales se presentan casi todas las noches también en Negril, en las discos Close Encounters y Compulsion. La entrada promedio en todas es de cerca de U$S 10 por persona.

Lo que hay que saber

Cómo llegar
Desde Córdoba, con Copa que vuela los martes y sábados desde Panamá a Jamaica. Tarifa: desde los U$S 1.617.

Dónde quedarse
Son muchas las cadenas de hoteles que ofrecen opciones de cuatro o cinco estrellas a precios interesantes, con todo incluido. Las más conocidas son:

Royal Caribbean (www.royalcaribbean.com) Sandals (www.sandals.com) Secrets (www.secretsresorts.com) White Sands (www.whitesandsjamaica.com)  La tarifa, en la mayoría, va desde los U$S 200 por noche, en habitación doble.

Dónde comer
Los mejores restaurantes y locales para comer están dentro de los mismos hoteles. La mayoría cuenta con tres o cuatro restaurantes cada uno, incluyen no sólo cartas jamaiquinas, sino también de gastronomía internacional como francesa, española y japonesa.

En los sistemas todo incluido, las comidas están contempladas en la tarifa, así que despreocúpese por eso. Muchos de esos hoteles tienen unidades de show cooking, que hacen exhibiciones de cocina en vivo, con mezclas de especialidades orientales con ingredientes jamaiquinos.

Qué conocer
Montego Bay.
Fue donde pisó tierra en 1494 por Cristóbal Colón, denominada “El golfo de buen tiempo”. Su famosa avenida Hip Strip ofrece tiendas, restaurantes, pubs y algunos clubes nocturnos. También tiene los mejores campos de golf y es la meca para los amantes de los deportes acuáticos.             

Ocho Ríos. Actualmente Ocho Ríos es el lugar más visitado de Jamaica: unos 700.000 turistas se dan cita en sus playas cada año para instalarse en la comodidad de los complejos all inclusive que se levantan a orillas del mar. Además, las cascadas Dunn's River Falls son una de las principales atracciones de Jamaica. A 20 kilómetros de Ocho Ríos, en Oracabessa, se encuentra la mítica playa de James Bond, llamada así porque Ian Fleming, el creador del legendario personaje, residió allí. En esa zona se filmó la película Dr. No.

Port Antonio. Tal vez una de las playas más famosas sea Blue Lagoon Beach, donde se rodó parte del célebre filme La Laguna Azul, con la hermosa actriz Brooke Shields. Desde sus días en que los ricos y famosos de Hollywood lo utilizaron como el mejor destino secreto para vacacionar, el patrimonio de paisajes majestuosos de Port Antonio se convirtió en un destino inmejorable para aquellos viajeros que buscan conocer la auténtica isla.

Negril. Paraíso de la libertad y placer para la vista y el alma. Aunque es el destino favorito de familias y parejas en luna de miel, el pueblo que fue asilo de hippies, rastafaris y consumidores de reggae en los años ‘70, mantiene una imagen de destino salvaje para las vacaciones. Quizá esta apariencia encuentra su razón de ser en que los visitantes más osados pueden atravesar caminos de tierra, alejados de las rutas principales, y acercarse a las playas nudistas de Bloody Bay, para relajarse. Para los más osados, la cadena   SuperClubs pensó una opción diferente, el Hedonism II, como si fuera el jardín del Edén, que dio que hablar durante varios años hasta que se impuso en las preferencias de muchos viajeros que buscan la “libertad total” y pasean por las playas como vinieron al mundo. Otros dos magníficos regalos para los amantes de la tranquilidad y la contemplación son las cataratas Mayfield, donde lo ideal es sumergirse en uno de sus jacuzzis naturales, y la puesta de sol, con un cielo en llamas sobre las aguas turquesas, una auténtica ceremonia para guardar en la retina.

Temas: #Jamaica

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.