Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

La ofensiva israelí cuesta 60 millones de dólares al día

Expertos creen que será la guerra más cara que Israel libró en los últimos 10 años, informó ayer el diario local “Haaretz”.

Por Redacción LAVOZ.

Responsables del Ministerio de Defensa citados por el rotativo afirman que el costo total de los 41 días de bombardeos y combates sobre la asediada Franja superó el miércoles los 2.500 millones de dólares, con lo que ya excedió el gasto de la de 2006 en el Líbano, sin haber aún acabado.

“Aun así, el ejército gastó menos dinero por día en los combates contra Hamas que contra (el grupo chiíta libanés) Hizbollah”, agrega la publicación, que precisa que los costos diarios de la actual ofensiva descendieron desde que, hace unas semanas, concluyó la operación terrestre.

El gasto total fue puesto en cuestión, no obstante, por los responsables del Tesoro israelí, que creen que el gasto es unos 565 millones de dólares menor, precisa el diario progresista.

“Fuentes de Defensa indicaron que la discrepancia se debe a que ellos incluyen el costo del material bélico dañado, así como los equipos que se necesitan para restaurar la capacidad militar. Eso supone 281 millones de dólares” afirma, y agrega que además debe computarse el gasto de atender a heridos y a las familias de los caídos.

Aunque los expertos creen que el gasto no debilitará la economía, temen que esta deba hacer sacrificios en los próximos tres años a costa de los derechos sociales.

“Las demandas del ejército son tan grandes que los funcionarios del Tesoro temen que el presupuesto de los próximos tres años quede subyugado a necesidades militares en detrimento del gasto civil”, afirma.

Preocupado, el Ministerio de Finanzas ya advirtió al ejército israelí que se debe contener el gasto e introducir cambios estructurales.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.