Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Johannesburgo, con corazón de fútbol

Es el corazón indiscutible del fútbol profesional sudafricano.

Por Redacción LAVOZ.

Johannesburgo es el corazón indiscutible del fútbol profesional sudafricano. La mayoría de los clubes procede de la ciudad y sus alrededores y en sus estadios se han disputado muchos históricos partidos. El fútbol profesional en Sudáfrica se gestó en 1958 en las oficinas del antiguo periódico Rand Daily Mail.

Más tarde, el antiguo Hotel Rand International se convirtió en la sede de las reuniones que condujeron a la unificación de este deporte en Sudáfrica. Kaizer Chiefs, Orlando Pirates, Jomo Cosmos y los ya desaparecidos Highlands Park, Rangers y Lusitano, son claros ejemplos de ese éxito deportivo.

El Kaizer Chiefs y el Orlando Pirates son dos de los clubes con más seguidores de toda África meridional y los partidos entre estos dos equipos son de los más reñidos del mundo.

Nelson Mandela es algo así como un amuleto de la suerte para las selecciones sudafricanas, que han jugado en Johannesburgo. Mandela se encontraba presente cuando Sudáfrica se proclamó campeón del rugby del mundo en 1995, en Ellis Park y, un año más tarde, fue testigo en Soccer City del triunfo de Sudáfrica en la gran final de la Copa Africana de Naciones.

Estadios de la primera fase. Soccer City. El estadio Soccer City no sólo representa una de las sedes más artísticas e inspiradas del continente africano, sino que, reconstruido a nuevo, servirá de escenario para el partido inaugural y la final de la Copa Mundial de la Fifa Sudáfrica 2010.

Su diseño está inspirado en la calabash (instrumento de percusión que consiste en una calabaza seca con cuentas tejidas) y su original estética se magnifica en horas de la noche. Soccer City está al sudoeste de Johannesburgo, cercano a una de las áreas más fanáticas del fútbol que existe en la región: Soweto, donde vive alrededor del 40 por ciento de la población de Johannesburgo.

Soccer City se puede considerar la catedral del fútbol de Sudáfrica. A mediados de la década de 1980, varios dirigentes de clubes del fútbol sudafricano unieron sus fuerzas para construir el primer estadio internacional de fútbol del país, cuyos costos financió la fraternidad del fútbol.

Soccer City fue el escenario del primer discurso multitudinario de Nelson Mandela después de su liberación en 1990.

Asimismo, miles de personas se congregaron en el estadio en 1993 para llorar la muerte de Chris Hani, líder del Partido Comunista africano.

En Soccer City también se vivió la final de la Copa Africana de Naciones de 1996, en la que Sudáfrica se proclamó campeón.

La capacidad original del estadio, conocido como FNB, era de 80.000 espectadores, pero después de las reformas aumentó a 94.700, con el agregado de un techo corredizo y nuevos vestidores.

Ellis Park. Está en el centro de Johannesburgo y ha servido como escenario de diversos acontecimientos de renombre, como la final de la Copa Fifa Confederaciones 2009 entre Brasil y Estados Unidos.

Su capacidad se aumentó y hoy asciende a 62.000 espectadores. Sin embargo, nació como estadio de rugby, en 1928. Más tarde, fue demolido y se volvió a construir en 1982, exclusivamente para rugby.

Este estadio fue el escenario de la final de la Copa del Mundo de Rugby de 1995, cuando el combinado local venció a Nueva Zelanda y desató una fiesta nacional. Sin dudas, nadie olvidará las imágenes de Nelson Mandela abrazando el trofeo en aquella oportunidad, recientemente personificado por Morgan Freeman en Invictus, la película de Clint Eastwood.

Además, Ellis Park ha vivido muchos e inolvidables partidos de fútbol amistosos: los Bafana Bafana lograron un empate a 1-1 contra Argentina en 1995 y un empate 0 a 0, en 2000, contra Francia, a la sazón campeón de la Copa Mundial de la Fifa.

Entre sus nuevas edificaciones, se destaca el área para los medios, comodidades en la zona de los equipos, exclusivos sectores VIP y acceso sencillo para discapacitados. Todo eso, junto al campo de juego y la pantalla gigante, harán de este estadio un orgullo sudafricano durante la cita mundialista.

Actualmente, el Ellis Park es la casa del equipo más popular de Sudáfrica: Orlando Pirates, convertido en 1995 en el primer equipo del país que alzó el trofeo de Ganadores de Copa.

Peter Mokaba. El nuevo estadio Peter Mokaba fue construido al lado del viejo, en Polokwane, provincia de Limpopo. Ubicado a cinco kilómetros del centro de la ciudad, tiene ahora una capacidad para 45.000 espectadores.

El nombre del estadio es en honor a uno de los hijos de la lucha por la emancipación de Sudáfrica y contra el régimen del apartheid. El estadio tiene una importancia histórica para el país. Peter Mokaba nació en Polokwane y fue reconocido por su espíritu de lucha y liderazgo.

La forma de esta gran masa de concreto que es el estadio, se inspiró en el emblema local, el baobab, árbol mencionado en El Principito, de Antoine de Saint Exupèry.

Consta de una estructura de acero que sostiene el techo plano en cada esquina, soportado además por otras estructuras que permiten la circulación vertical a través de rampas y la instalación de distintas áreas de servicios.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.