Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

El instagrameable pueblo peruano que un artista llenó de colores

¡Para sacar miles de fotos! Antioquía es un destino tranquilo y cercano a Lima que se hizo famoso por sus casitas de colores, por las que consiguió un Record Guinness. 

Por Redacción Voy de viaje.

Entre el color tostado de la tierra y los alrededores de tonos cálidos destacan las casitas pintadas con motivos florales y selváticos de las calles de Antioquía. Este pequeño y pintoresco lugar ingresó en el año 2007 al libro Guinness de récords mundiales como el “Retablo más grande del mundo”. Retablo significa “obra de arte pintada o esculpida sobre madera, piedra o mármol que se coloca detrás del altar”.

En el centro de la localidad está la Plaza de Armas y al frente la iglesia, que haciendo juego con las viviendas, se encuentra intervenida con murales de aves y flores de colores que dan la bienvenida al visitante. A pocas puertas del templo se ubica la casa de justicia, floreada también.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Jehovaj sonqonqa mayta nanarqa munasqa Wawanta runas imaynatachus ñakʼarichishasqankuta rikuspa#amoamiperú

Una publicación compartida por(@vangobo) el1 de Dic de 2018 a las 1:08 PST

Todo empezó en el año 2004 con el proyecto artístico al que denominaron “Colores para Antioquía”, dirigido a potenciar la impronta turística del lugar. La totalidad de los murales originales fueron realizados por Enrique Bustamante, artista local.

En las veredas crecen árboles frutales para todos los gustos, en su mayoría manzanas y membrillos, la fruta estrella del pueblo. Uno de los sitios más lindos es el pequeño mirador desde donde es posible ver todo el pueblo y el valle que lo cobija, envuelto en montañas.

Adrenalina y relax

La vida en este lugar es muy tranquila y los turistas que llegan buscan días de sol y de paz. Dentro de la oferta de actividades para disfrutar se cuentan algunos deportes de aventura como trekking, ciclismo y canotaje. Y para pasear en plan relax se pueden visitar los frutales y conocer la elaboración de productos locales como jugo de manzana, sidra y mermelada.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Amor a primera vista #picarones #Perú #Lima #antioquia #pueblitolindo #amo #igerslima #trip #mieldehigo

Una publicación compartida por Nadia Tejada (@nadiatejada) el20 de Ago de 2017 a las 8:42 PDT

Hay varias razones para ir a visitar Antioquía, primero porque está ubicada a 1.526 msnm y sus paisajes son espectaculares, segundo porque se encuentra a solo dos horas de Lima, por lo que es muy accesible, y tercero porque recorrer sus calles intervenidas es sumergirse en una obra de arte.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.