Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

Insólito: en China hay una “iglesia” con forma de zapato

Si bien la Iglesia Católica no la reconoció como una sede oficial, atrajo la atención de los curiosos y hoy es toda una atracción turística.

Por Redacción Voy de Viaje.

En el 2016 abrió sus puertas una de las iglesias más extrañas del mundo. Se trata de la High Heel Wedding Church –en español, “iglesia de bodas de taco alto”–, un templo de 16 metros de altura con forma de zapato.

La estructura de vidrio se ubica en Chiayi, Taiwán (China), y fue construida con el objetivo de atraer más mujeres a las misas. Y si bien no fue recibida con el entusiasmo que esperaba su creador y la Iglesia Católica no la reconoció como una sede oficial, sirvió para atraer la atención de muchos curiosos y se convirtió en una atracción turística.

Con récord

En el año en el que se inauguró, la iglesia recibió la certificación Guinness World Records como la estructura con forma de zapato de taco alto más grande del mundo.

Para construirla se necesitaron 320 paneles de vidrio tintado, que formaron una estructura de 17,76 metros de altura, 11,91 metros de ancho y 25,16 metros de largo.

La historia detrás

El diseño del zapato fue inspirado por una historia local que cuenta que, en la década de 1960, una mujer de 24 años de apellido Wang –que pertenecía a una región empobrecida– padecía la enfermedad de Blackfoot. Se dice que, a causa de ese padecimiento, le amputaron las dos piernas y su casamiento fue cancelado. Wang permaneció soltera y pasó el resto de su vida en una iglesia.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.