Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para visitar Marrakech

Datos imperdibles para conocer y recorrer una de las ciudades más importantes de Marruecos. 

Por Andrea Molina (Especial).

CÓMO LLEGAR: Los precios de vuelos varían según la temporada en la que se quiera viajar y la anticipación con la que se adquieren los pasajes. En este momento, el valor del viaje a Marrakech parte de los 25.000 pesos desde Córdoba, realizando escalas.

CIUDAD. Marrakech, una ciudad que encandila.

PASEOS: Se recomienda la excursión en camello por el palmeral de Marrakech. Para vivir la experiencia de un paseo poco convencional, existen tours de dos horas que recorre el terreno de más de 100.000 palmeras, zonas desérticas y aldeas. Suelen incluir guía en español, ropa tradicional de los tuaregs y un té de menta al finalizar el recorrido. Precio aproximado: $ 400 para mayores de 12 años y $ 200 para menores.

ALOJAMIENTO: En Marrakech, además de los convencionales hoteles existen en la medina numerosos riads. Se trata de típicas casas tradicionales, con habitaciones dispuestas alrededor de un patio central y que suelen tener fuentes y terrazas. Son muy recomendables para adentrarse en la cotidianeidad marroquí y disfrutar de su hospitalidad. Los precios, tanto para una habitación en un hotel intermedio como en un riad, están entre los $ 600 y los $ 1.200 para dos personas por noche con desayuno incluido.

GASTRONOMÍA: La cocina marroquí es exquisita y llena de aromas y especias. Además de los clásicos cuscús y tajín, un plato especial es la “pastilla”: una clase de pastel de hojaldre hecho con masa filo y relleno a base de cebolla, carne de paloma, perejil y almendras. Es un curioso plato que mezcla lo dulce y lo salado con el perfume de la canela. Estas comidas se pueden conseguir en un restaurante típico a un precio aproximado de 170 pesos.

MÁS DATOS: marrakech.travel/es; turismomarruecos.net/

Ideas imperdibles

Lugares y costumbres.

La ciudad roja. Marrakech construye su identidad visual a través de un característico color rojo, que se encuentra especialmente en la zona de la medina y en las construcciones históricas. Esto se debe a una normativa que dicta que sus edificaciones deben ser rojo-ocre, como su tierra.

El arte del regateo. Para consumir en esta ciudad, inevitablemente se debe regatear. Rara vez se ven precios fijos: incluso en taxis y con guías se debe negociar y hay que pactar el precio antes de contratar cualquier servicio. En este sentido, el regateo no es sólo una forma de negociación, sino un juego que encanta a los marroquíes, y pueden sentirse ofendidos si uno se niega a participar.

Una bebida especial. Una infusión muy característica de Marruecos es el té de menta, que suele ser servido en pequeños vasitos de vidrio de colores desde teteras de plata tallada. Preparado con hierba buena y azúcar, se suele ofrecer durante el desayuno en los hospedajes más tradicionales, y es realmente delicioso.

Oficios de antaño. El Barrio de los Curtidores es muy interesante para quien desee conocer uno de los oficios más antiguos del lugar. Si bien puede ser complicado llegar y el olor resulta muy desagradable, el proceso artesanal con el que se tratan las pieles de animales se mantiene desde hace siglos y verlo es un verdadero espectáculo. 

Oasis citadinos. A pesar del clima árido de Marrakech, ingeniosas técnicas de riego y canales han permitido la creación de espléndidos jardines; como La Menara, que además de olivos y árboles frutales cuenta con un gran espejo de agua central. Por otro lado, el Jardin Majorelle alberga una colección de arte islámico y sorprende por el intenso color azul de sus decorados. 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.