Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para recorrer Praga

Conocé todo sobre Kafka en la capital de República Checa. 

Por Noelia Maldonado (Especial).

CÓMO LLEGAR: a República Checa se puede llegar combinando vuelos desde Madrid, Barcelona, Roma o desde cualquier ciudad europea. Un vuelo desde Buenos Aires hacia la capital de ese país cuesta unos 23.000 pesos en temporada baja.

UN PASEO. Praga a través de las huellas de Kafka.

PRECIOS: la entrada al Museo de Kafka cuesta alrededor de 170 pesos. El ingreso a la casa de Kafka en la Callejuela del oro es gratuito.

PASEOS: existe la posibilidad de tomar un tour en español hacia la zona del Castillo, la Catedral de San Vito y la Callejuela del oro. El precio aproximado es de 180 pesos. 

ALOJAMIENTO: en Praga hay alojamientos en hostels desde 400 pesos la noche, mientras que un hotel tres estrellas puede costar unos 1.000 pesos la noche en base doble. 

SALIDA NOCTURNA: Praga es una ciudad con una intensa vida nocturna, principalmente joven. Los checos se jactan de ser los mayores consumidores de cerveza del mundo. El Jazz Pub Republic es un bar muy recomendable que combina esta bebida con música de primer nivel.

MÁS DATOS: prague.eu/es.

Cabeza gigante

Además de la escultura ubicada situada en el barrio judío, hay otra obra de arte dedicada a Kafka y también fue diseñada por David Cerny. Se trata de una cabeza gigante que se arma y se desarma con movimientos estrictamente calculados a nivel electrónico. El efecto puede resultar algo perturbador si uno se queda mucho tiempo mirándolo. Tiene 11 metros de alto y está formada por 42 bloques metálicos muy pesados. Se la puede encontrar en la calle Spálená 22, 110.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.