Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para recorrer la Ruta Azul

Una ruta que muestra lo mejor de nuestro país. 

Por Graciela Cutuli (Especial).

CÓMO LLEGAR: Aerolíneas Argentinas tiene vuelos directos Córdoba-Comodoro, a partir de $ 11.500. Una opción más económica es hacer escala en Buenos Aires y realizar alguno de los tramos con Andes: hay vuelos desde $ 6.200. Si se quiere empezar por el sur, hay que volar hasta Río Gallegos: desde $ 9.200, con escala en Buenos Aires. 

POR EL CAMINO. Por la Patagonia y mirando el mar: la Ruta Azul.

CÓMO MOVERSE: el auto se vuelve imprescindible, por las distancias y las dificultades para combinar con transporte público. Hay que tener en cuenta que la ruta puede ser monótona y solitaria en varios tramos, y sobre todo que es común que se crucen guanacos, maras, choiques y otros animales patagónicos. Alquilar un auto económico en Comodoro Rivadavia cuesta desde $ 1.200 por día.

ALOJAMIENTO: Comodoro Rivadavia y Río Gallegos, en los extremos norte y sur, tienen la mejor hotelería de la zona. Desde $ 2.200 un hotel cuatro estrellas en Comodoro y desde $ 2.000 en Río Gallegos. En Puerto San Julián hay hoteles y hosterías desde $ 1.400 la noche, y en Puerto Deseado se consiguen cabañas desde $ 4.000.

GASTRONOMÍA: recorrer la Ruta Azul depara sorpresas para la buena mesa. En Cordano, un restaurante frente al mar en Caleta Córdova (Comodoro Rivadavia), son imperdibles los frutos de mar. En Comodoro Rivadavia, son para recomendar los restaurantes de los hoteles Lucania y Austral. En Puerto Deseado, el restaurante Puerto Cristal se luce con los mariscos. 

MÁS DATOS: patagonia.gov.ar.

Info

Curiosidades

Historia, cine y más.

“Historias mínimas”. El filme de Carlos Sorín retrató como pocos estas tierras solitarias y barridas por el viento. La YPF de Jaramillo fue una de las locaciones elegidas en el pueblo: los viajeros cinéfilos aún lo recuerdan cuando pasan por aquí al recorriendo la ruta de la Patagonia Rebelde o rumbo al Bosque Petrificado.

Vivir de las algas. Algunas decenas de habitantes son los únicos pobladores de Bahía Bustamante, en el norte del golfo San Jorge. Se dedican a la recolección de algas para extraer el agar-agar, una sustancia de uso parecido a la gelatina. Fue descubierta por casualidad en los años ’50 por un fabricante de fijadores para el pelo en busca de reemplazar un producto que ya no se podía importar desde la India.

El pueblo de Perón. Juan Domingo Perón, que aún no se sabía predestinado a las páginas de la historia, vivió algunos años en Camarones, a partir de 1903: su padre era juez de paz en la pequeña localidad. Hoy un museo lo recuerda en la réplica de la casa que habitó, idéntica a las que ocupaban los pioneros a principios del siglo 20.

Recuerdo de Malvinas. Durante la guerra de 1982, Puerto San Julián fue una de las bases de operaciones: el primer avión que atacó a la flota británica en las islas salió del aeropuerto local (que también recibía vuelos de la Aeroposta argentina en las primeras décadas del siglo pasado). Sobre la rambla de la ciudad, un avión Mirage es homenaje y recordatorio. 

Las huellas de Darwin. “No creo haber visto nunca lugar más apartado del resto del mundo que esta gran grieta rocosa en la extensa llanura”. La definición de Darwin sobre el tramo interior de la ría Deseado es la mejor síntesis de este paisaje , que se puede navegar desde la costa hasta el tramo donde se seca el lecho del río, formando un dibujo serpenteante entre pináculos de roca. En las cercanías, pobladores aborígenes dejaron sus huellas impresas en aleros tal como en la Cueva de las Manos.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.