Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para enamorarse de Tromsø

Un lugar ideal para observar las auroras boreales.

Por Leandro Blanco Pighi (Especial).

CÓMO LLEGAR: desde Córdoba, vía Londres, con la empresa Norwegian Air, el costo es de 1.100 euros, aproximadamente. También es posible llegar en ferry con la empresa Hurtigruten desde el sur del país, comenzando el periplo en Bergen (son tres días de navegación a un costo de 400 euros aproximadamente). La conexión terrestre con el resto del país es dificultosa durante el invierno, pero no imposible. 1.740 kilómetros separan a Tromsø de Oslo, la capital del país, y 230 de Narvik, ciudad muy bien conectada con Suecia a través del ferrocarril (12 euros el ticket de tren entre Narvik y Kiruna –Suecia–).

EN EL CIELO. Un viaje de película a Noruega para "cazar" auroras boreales.

CÓMO MOVERSE: desde el aeropuerto, los buses urbanos 40 y 42, por 5 euros, conducen hacia el centro de la ciudad. El precio del taxi varía entre 18 y 30 euros, teniendo en cuenta que el domingo es el día más costoso. El Flybussen es una alternativa intermedia, con un valor de 9 euros. Finaliza su recorrido en Prostneset, la estación central de Tromsø.

DÓNDE DORMIR: Tromsø Activities Hostel es el alojamiento más económico de la ciudad. Ofrece camas desde 70 euros la noche.

DÓNDE COMER: la carne de reno, el salmón y el bacalao son de lo más característico de la cocina noruega. Los restaurantes sobre el puerto ofrecen vistas preciosas del mar y de la isla de Kavaløya. 

MÁS DATOS: la app Norway Lights pronostica la mayor o menor actividad de auroras boreales. La Oficina de Turismo Visit Tromsø ofrece servicio de reserva para todos los tours que se pueden encontrar dentro de la ciudad y en sus alrededores.

¿Cómo se producen?

Las nordlys –su nombre en noruego– son un fenómeno que deriva de la actividad solar. Ocurren cuando las partículas electromagnéticas provenientes del sol (que ingresan en los polos, donde el campo electromagnético es más débil) chocan con el campo magnético de nuestro planeta. En el hemisferio norte se llaman “boreales” y en el sur, “australes”.

Las auroras pueden ser de diferentes colores, dependiendo de la interacción entre las partículas solares y las moléculas que se encuentran en la atmósfera. Por ejemplo, el verde, color más común en las auroras, se produce por la excitación de moléculas de oxígeno, así como el nitrógeno genera los tonos púrpuras, azules y rojizos.

Una vez al mes se originan tormentas solares, lo que aumenta considerablemente la actividad de auroras.

En Tromsø hay mucho más

En los alrededores de Tromsø sobran las opciones para satisfacer al turismo. Desde octubre a enero es posible ver ballenas, tanto jorobadas como orcas (los tours oscilan los 150 euros, dependiendo del servicio elegido). En invierno, en diferentes áreas cercanas a la ciudad, se puede hacer trekking de nieve con raquetas, así como otros deportes.

En tanto, durante todo el año se ofrecen excursiones para visitar las comunidades sami –pueblo originario de la región de Laponia, comprendida por el norte de Noruega, Suecia, Finlandia y una porción de Rusia–. Y desde Tromsø (tanto en barco como en avión), es posible seguir camino hacia Svalbard, el archipiélago noruego donde habitan morsas y osos polares, entre otras especies.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.