Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para enamorarse de Playa del Carmen y Tulum

Dos de los lugares más populares en el mundo enloquecen a sus visitantes. 

Por Pablo Bertorello (Especial).

CÓMO LLEGAR: desde Córdoba, con una escala, Aerolíneas Argentinas, Latam y Copa Airlines vuelan a Cancún. Desde $ 18.700 la tarifa más económica. El recorrido en bus desde Cancún a Playa del Carmen cuesta unos $ 200. En taxi, la tarifa se triplica o cuadruplica.

LOS MEJORES PAISAJES. De postal: Playa del Carmen y Tulum.

CÓMO MOVERSE: los autobuses de la compañía ADO recorren todos los puntos turísticos del corredor Cancún-Tulum. Varias empresas ofrecen alquileres de autos: Avis, Europcar, Bugdet, Hertz, Alamo. Uno compacto, por día, desde $ 550.

ALOJAMIENTO: en Playacar: Viva Wyndham Maya, un all inclusive cuatro estrellas, la doble desde $ 4.500. Iberoestar Tucán, all inclusive cinco estrellas, la doble desde $ 6.000. En el centro: Hotel Hacienda Real del Caribe, sobre la avenida 10, a 300 metros de la playa. La doble, con desayuno, desde $ 1.200.

GASTRONOMÍA: la cocina yucateca tiene platos clásicos como la cochinita pibil (carne de cerdo marinada en jugo de naranja agria y pasta de achiote, cocida a la cacerola con cebollas y envuelta en hojas de plátano). El yaxhú es un jugo de piña, chaya, apio y licor de anís y miel.

En Da Bruno, en la 5ta y 12, ofrecen carpaccios, carnes, pescados, mariscos y buenas pastas. Mosquito Blue, restaurante del hotel del mismo nombre, en la 5ta entre la 12 y la 14, es un buen lugar para saborear platos italianos mediterráneos con ingredientes del Caribe mexicano.

MÁS DATOS: visitmexico.com/rivieramaya

Ideas imperdibles

Para completar el viaje.

Honor a su nombre. Luego de recorrer las ruinas arqueológicas de Tulum, nada mejor que completar el día en playa Paraíso, elegida por segundo año consecutivo como la mejor playa de México y la número 21 del mundo por Tripadvisor’s Travellers Choice. El beach club ofrece un ambiente agradable y acogedor, con buena cocina, camastros y sombrillas para disfrutar de una experiencia placentera.

De bajo perfil. Otra opción cercana a Playa del Carmen es Akumal, un paraje cuyo nombre significa “lugar de tortugas”, donde es posible nadar con estos reptiles. Lo mejor es que la experiencia puede realizarse sin embarcación ni guía, porque suelen estar cerca de la costa. Otro atractivo es la laguna Yalkú, una caleta que se conecta con el mar y que es ideal para hacer esnórquel.

Sagrados para los mayas. Un imperdible de la zona son los cenotes, pozos naturales por los que se accede a ríos subterráneos en plena selva. Si bien cada uno tiene su particularidad, son de agua cristalina de color verdoso y turquesa, con óptima visibilidad. En Puerto Morelos, por ejemplo, está la Ruta de los Cenotes, una línea zigzagueantes de unos 20 kilómetros en los que se puede hacer espeleobuceo, esnórquel y tirolesa.

Nueva maravilla. Más alejada, pero imperdible. Si bien Chichén Itzá ocupa 15 kilómetros cuadrados, el área que se puede visitar es bastante menor. El ícono de una de las siete nuevas maravillas del mundo es el “castillo” dedicado a Kukulcán, la Serpiente Emplumada, una pirámide de 365 escalones que representan cada día del año y 12 plataformas, en referencia a los meses.

25 metros bajo tierra. En términos técnicos, se puede decir que Río Secreto es un sistema de cuevas semi-inundadas de 12 kilómetros de largo, únicas en Yucatán. Una experiencia trascendental que sucede en un recorrido bajo tierra, a medida que se avanza, en parte a pie y en parte a nado, por un palacio oscuro hecho de miles de estalactitas y estalagmitas que el tiempo y el agua han esculpido a antojo.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.