Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Tips de viaje

Información útil para conocer Nueva Zelanda

Enamorate de sus ciudades y paisajes. 

Por Noelia Maldonado.

CÓMO LLEGAR: la aerolínea Air New Zealand ofrece vuelos desde todos los puntos de nuestro país en combinación con Aerolíneas Argentinas. Un pasaje en temporada baja puede costar 23.000 pesos.

PAISAJES INCREÍBLES. Nueva Zelanda, un país con todos los paisajes.

CÓMO MOVERSE: el país está conectado en sus principales ciudades por vuelos a través de Air New Zealand. La opción más elegida por argentinos es alquilar un auto para recorrer las islas. El costo de rentar un auto por 10 días puede rondar los 4.000 pesos. El único problema es que hay que poder conducir con el volante a la derecha.

ALOJAMIENTO: la mayoría de los alojamientos son de estilo apart. Un apart de cuatro estrellas (como Adina hotel) puede costar 4.000 pesos por noche, mientras que un hostel para mochileros sale alrededor de 350 pesos. En Wanaka, un apart de lujo como el Edgewater cuesta unos 3.000 precios en base doble. Todos contienen cocina completa y lavarropas.

GASTRONOMÍA: en Auckland, el restaurante típico Oyster and Chop goza de una excelente ubicación frente al mar. Un plato y una bebida rondan los 450 pesos. En Nelson se puede recomendar The Boat Shed Café, construido sobre el mar, con variedad de pescados. Alrededor de 600 pesos por persona. En Wanaka existe una cálida bodega familiar llamada Maude que ofrece cata de vinos con exquisitos platos para picar.

MÁS DATOS: newzealand.com/cl.

Info: detalles

Para tener en cuenta.

Tierra maorí. Estos aborígenes del Pacífico, particularmente de la Polinesia, han marcado la cultura de Nueva Zelanda. Durante el período que prosiguió a la colonización inglesa, los neozelandeses esquivaron su pasado aborigen. Sin embargo, en los últimos años hubo una reivindicación de este origen y se garantizó por ley la enseñanza de la lengua maorí para todos aquellos niños que compartan esta cultura. 

Gastronomía para exigentes. Nueva Zelanda es un país agrícola-ganadero por excelencia y eso se nota en su exquisita variedad de comidas a base de verduras y carnes de primer nivel. Tienen una marcada influencia asiática debido a la inmigración, lo que da como resultado platos especiados y sabrosos. En zonas como Wanaka hay restaurantes exclusivos con comida orgánica y vegetariana y una buena cantidad de bodegas y destilerías con catas de todo tipo. 

Los “hut” para mochileros. Si bien la traducción de hut es “choza”, estos lugares no lo parecen. Se trata de una especie de lodges sencillos pero cómodos provistos de todos los servicios para que los use quien necesite. Están ubicados a lo largo y ancho del país, especialmente en las reservas nacionales. Los precios suelen ser módicos (unos 100 pesos por noche) y algunos hasta son gratis. Eso sí: hay que reservar porque en temporada alta se agotan las plazas. Más info: doc.govt.nz/huts.

Hacia el cielo

Entre las mayores atracciones de Auckland está la Sky Tower, una torre de casi 200 metros de altura que ya cumplió 21 años. El edificio, además de ser un símbolo de la ciudad, ofrece tres grandes atractivos: una caminata por la cornisa con una vista a 360° garantizada; el llamado sky jump, un salto desde 192 metros de altura sostenido por un arnés; y, para aquellos que no se atrevan a tanto, un restaurante con paredes vidriadas que permiten tener una idea de lo que sienten quienes eligen las otras dos actividades. El costo de la caminata es de casi 2.000 pesos e incluye fotos y obsequios del lugar. El salto tiene un valor de casi 3.000 pesos.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.