Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

Las increíbles burbujas de hielo que se hicieron famosas por Instagram

Un lago congelado de las Rocallosas de Canadá, suele concentrar la atención de los viajeros. Hace pocos años, ni se conocía.

Por Redacción Voy de Viaje.

Cuando no existían restricciones por el coronavirus, viajaban a Alberta (Canadá) turistas de todas partes del mundo con un único objetivo. En las Rocallosas canadienses (Rocky Mountain), existe un rincón entre Jasper y Banff tan modesto que cuenta con un solo baño público en muchos kilómetros a la redonda. 

Ese contexto natural, casi salvaje, suma a la experiencia de buscar la atracción central: las burbujas de hielo.

En el lago Abraham, creado en la década de 1970, cuando se construyó la represa Bighorn Dam, se pueden ver estas formaciones que no son únicas, pero sí han cobrado protagonismo gracias a las publicaciones en Instagram del fotógrafo Paul Zizka.

 

Desde que se conocieron esas imágenes, la cobertura mediática se incrementó exponencialmente, llegó a las principales publicaciones turísticas del mundo, y se convirtió en boom que hasta poco tiempo atrás era un secreto para pocos conocedores del lugar.

La visita sobre el lago congelado, montados en raquetas de nieve, para observar este fenómeno, es una fija. Los visitantes que andan por la zona, incluso, tienen un nombre: los llaman “los buscadores de burbujas”.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

We also can’t believe how cool Abraham Lake looks this time of year! The lake’s signature bubbles are a result of methane from dead organic matter at the bottom of the lake. Bacteria below feed on the matter and then release methane, which turns into these frozen bubbles as they float to the top and come into contact with the frozen surface. For a guided tour of the area, join @pursuitadventures. They’ll pick you up from Red Deer, Rocky Mountain House or Nordegg, supply you with hiking poles and ice cleats, and serve you a tasty lunch. The lake is a 3-hour drive from Edmonton and Calgary. #ExploreCanada: @erinelizabethh : Abraham Lake, @travelalberta . On est tout aussi admiratifs devant le spectacle offert par le lac Abraham à cette époque de l’année! Les bulles caractéristiques du lac proviennent du méthane, lui-même issu de la matière organique morte gisant au fond de l’eau. Des bactéries se nourrissent de cette matière et libèrent ensuite du méthane; ce dernier remonte et se transforme en bulles glacées en entrant en contact avec la surface gelée. Pour une visite guidée de la région, faites appel à @pursuitadventures. Votre guide viendra vous chercher à Red Deer, Rocky Mountain House ou Nordegg. Les bâtons de randonnée et les crampons sont fournis, de même qu’un délicieux repas! Le lac est à trois heures de route d’Edmonton et de Calgary. #ExploreCanada @erinelizabethh  Abraham Lake, @travelalberta . #ExploreAlberta #AbrahamLake #Winter #Rockies #RockyMountains #Rocheuses

Una publicación compartida de Explore Canada (@explorecanada) el6 Mar, 2019 a las 10:27 PST

Michael Hingston relató para el blog Travel Albert la experiencia en el lugar, que es tan modesto y silencioso como de apabullante belleza natural. 

Una vez llegados al extenso lago Abraham, buscar las burbujas es la tarea más sencilla de todas: están en todas partes, y sólo hay que mirar hacia abajo. El efecto hipnótico que produce esa visión suele opacar incluso a las grandes montañas de los alrededores. 

Y uno se asegura una buena foto para compartir y asombrar en sus propias redes.

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.