Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Ibiza, una isla cinco estrellas

Restos de murallas defensivas, yates majestuosos, playas paradisíacas y fiestas reconocidas a nivel internacional: Ibiza lo tiene todo. Recorrala y saque sus propias conclusiones.

Por Juan Carlos Lopresti (Especial).

La primera información que el turista recibe de Ibiza es que se trata de un lugar donde el mayor atractivo es la vida nocturna para los más jóvenes. Un dato que se sustenta en la gran cantidad de discotecas distribuidas a lo largo (41 kilómetros) y ancho (15 kilómetros) de la isla. Sin embargo, durante el día se puede disfrutar de 210 kilómetros de hermosas playas bañadas por las aguas turquesas del Mediterráneo, como así también de una casi extenuante visita a la ciudad alta o vieja, como la denominan los ibicencos. El punto culminante de esa zona es la Catedral, cuya arquitectura se observa desde toda la ciudad.

DATOS. Información útil para disfrutar de Ibiza.

Historia al alcance de los pasos

A través de sus años de historia, originados en la Edad de Bronce, Ibiza sufrió numerosas guerras y ocupaciones por el lugar estratégico que ocupaba para el comercio de la época, conservando aún restos arqueológicos fenicios en Sa Caleta y el mayor cementerio púnico del mundo. Por estos motivos se levantó en el lugar una poderosa muralla renacentista en el siglo XVI, de la cual aún se conserva buena parte, que fue puesta en valor para que los turistas puedan recorrerla. Aunque el ascenso por grandes escalones requiere de varias paradas para tomar aire, al llegar a la cima la vista de la ciudad y del mar es realmente fantástica. Por debajo de la muralla aparecen serpenteantes callecitas plagadas de bares, restaurante y tiendas de ropa y suvenires, una zona que al atardecer congrega a los visitantes a disfrutar de una copa o de alguna de las exquisiteces gastronómicas de la isla, acompañada muchas veces con música en vivo.

Glamour nocturno

Hasta Ibiza se puede llegar en ferry, avión o en los majestuosos barcos y yates que los señores multimillonarios dejan estacionados frente al paseo marítimo. En ese sitio, por la noche, los restaurantes y bares se colman de turistas. Hay propuestas para todos los gustos: desde el Sublimotion, ubicado en Playa d’en Bossa y considerado el restó más caro del mundo –por cubierto se abonan 1.700 euros (casi 35.000 pesos)–, hasta lugares donde un menú diario se consigue a unos 15 euros (alrededor de 300 pesos). Las entradas a las discotecas oscilan entre los 600 y los 1.800 euros y se pueden adquirir en algunos comercios del centro antiguo a precios un poco más reducidos. La ropa también forma parte de la estética ibicenca, donde el color blanco prevalece a la hora de salir.

Las mejores arenas

Alrededor de toda la isla se pueden encontrar playas y calas (bahías pequeñas) realmente hermosas. Para quienes se alojen en el centro de la ciudad, la playa Figueretes es la más cercana. Se puede llegar caminando y está rodeada por varios restaurantes con menús económicos, además de un supermercado en el que es posible comprar algunas comidas preparadas. Playa d’en Bossa es una de las más amplias y buscadas por los turistas; Sant Antoni de Portmany es un lugar ideal para alojarse y disfrutar de las cálidas aguas, además del Aquarium ubicado en una cueva natural que en otras épocas era un criadero de langostas. Las calas Salada y Saladeta se caracterizan por forma una piscina natural con aguas transparentes y arena fina, y Santa Eulalia des Riu cuenta además con un moderno puerto deportivo. Todo un abanico de posibilidades para relajarse frente al Mediterráneo.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.