Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Hospedaje de lujo gratis a cambio de cuidar perros

Una nueva forma de ahorrar gastos y conocer lugares impensados.

Por Redacción Voy de Viaje.

Todos los viajeros “crónicos” buscan la manera de poder ahorrar algunos pesos a la hora de viajar. Hay muchas maneras de poder reducir los gastos durante el viaje y una de las más novedosas y divertidas es el house sitting.

¿De qué se trata?

El house sitting es una manera de conseguir alojamiento gratis en algunas de las propiedades más lujosas del mundo a cambio de cuidar a las mascotas –y en algunos casos a los niños– de ciertas familias que quieren viajar sin preocupaciones, sabiendo que su casa y sus seres queridos quedan en buenas manos.

¿Cómo funciona?

Hay muchas páginas en la web para poder hacer house sitting. Lo recomendable es entrar a varias y ver cómo son las diferentes dinámicas. Algunas de las más recomendables son: House Carers, Sabbatical Homes, Nomador y Trusted Housesitters.

Por lo general todas funcionan de una manera similar en cuanto a cómo hacer el contacto con los dueños de las propiedades. Primero hay que entrar en la página para crear un perfil, el cual van a ver los interesados en que cuiden sus mascotas. Si alguna persona se interesa, se pone en contacto para hacer una reunión vía Skype (en caso de que no se encuentren en la misma ciudad) o en persona. Si hay acuerdo, se establecen las fechas en las cuales el nuevo “cuidador" tendrá disponible la casa para alojarse y la cantidad de animales que quedan a su cargo.

Es una manera muy fácil, práctica, económica y amorosa de viajar sin preocuparse por gastos de alojamiento. Además, el viajero puede terminar con cientos de amigos caninos alrededor del mundo.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.