Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Mundo

Historia en Pearl Harbour

El destino esta vez sería otro parque, Kualoa Park, Hawai. 

Por Redacción LAVOZ.

Obstinados en conocerlo todo, alquilamos una van en Waikiki y nos pusimos en camino. El destino esta vez sería otro parque, Kualoa Park, no porque estuviéramos empecinados en hacer un recorrido por parques naturales, sino porque nos dimos cuenta de que las playas públicas son pocas y generalmente pertenecen a parques.

La casi innombrable Kananianaole Highway pasa muy cerca de una península, donde está una de las mayores bases navales de los Estados Unidos, llamada Kaneohe Bay. Es tan grande que la seguimos viendo durante mucho tiempo, a medida que nos alejábamos. Después de la base, la ruta se transforma en Kamehame Hwy y por ella vamos, serpenteando hasta llegar a destino.

Tenemos un as en la manga: compramos una parrilla descartable portátil, con carbón y todo, carne y bebidas, dispuestos a disfrutar un auténtico –no tanto, en realidad– asado argentino.

Kualoa Park es pequeño, pero muy bonito y está sobre una bahía mirando al sur, hacia la famosa Hut Island o “isla Sombrero” o isla Molokoi, como realmente se llama. Hay estacionamiento, poca gente y un hermoso paisaje, entre las montañas de verde intenso y el mar azul turquesa.

La playa es bastante angosta, pero se compensa con un espacio verde enorme. Como se puede esperar, en estos parques no existen los asadores pero sí hay mesas y bancos de pícnic, así que armamos nuestra parrilla improvisada.

Waimea Bay

Hacia el norte, por la misma autopista, y después de un largo y entretenido camino, llegamos a una playa conocida y renombrada a nivel mundial para la práctica del surf, que también es parque.

Es una playa bastante pequeña también rodeada de un verde espeso y que se distingue por una edificación muy alta sobre el lado este y una roca enorme, desde donde la gente mira las competencias de surf en temporada, al oeste. 

La temporada de grandes olas va de noviembre a febrero, cuando pueden medir entre seis y nueve metros. 

Toda la costa norte de Oahu es reconocida como una de las partes más lindas y también más agrestes de la isla.

Pearl Harbour

Uno de los hitos de Oahu, y de Hawai, es Pearl Harbour, la famosa y fílmica base de la Marina estadounidense, atacada por los japoneses el 7 de diciembre de 1941 y que significó finalmente el ingreso de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Actualmente la base es solo un centro histórico y turístico muy concurrido, aunque junto a ella hay una base militar.

La entrada al museo no tiene costo, tanto como para ingresar al Arizona Memorial, una espectacular construcción en donde se hundió el USS Arizona, y hay además un gran mural con los nombres de todos los caídos en el ataque sorpresa.

Hay otras atracciones para visitar, como el submarino USS Bowfin, el Museo de Aviación Militar y el USS Missouri, donde se firmó la rendición de Japón. Precisamente, el acceso al Missouri tienen un costo de 7,50 dólares y entregan un iPod con una audiovisita guiada en varios idiomas.

Shopping

Kalakaua es una avenida paralela al mar y a Waikiki. Está poblada por los mejores negocios de la isla, grandes hoteles y restaurantes; vale la pena una parada en Cheesecake Factory, aunque hay que ir con tiempo porque siempre está lleno. Es la calle obligada para las compras y el imán de atracción de los coreanos y japoneses que, literalmente, inundan la ciudad. 

En Oahu hay varios malls de compras, entre ellos Premium Outlets de Estados Unidos, el Waikele Premium Outlet. Es una plaza de compras como a una hora del centro, donde se pueden encontrar excelentes precios para una gran cantidad de marcas reconocidas.

Hay mucho por ver y conocer en Oahu, sin pensar en lo que queda por explorar en Hawai. Es un largo viaje a un hito mundial, y aunque el tiempo haya hecho lo suyo con la ciudad y su entorno, siempre quedarán las ganas de ser parte de la historia.

Lo que hay que saber 

Cómo llegar: desde Ezeiza, con Delta o United, la tarifa ronda los U$S 2.000 por persona, ida y vuelta. El viaje demanda alrededor de 24 horas, con escalas en EE.UU.

Alojamiento: en un hostel, habitación para 8 personas, con cuchetas, cocina, baño privado, aire acondicionado y terraza, desde U$S 25,45 por persona. Dormitorio para 4 personas, con cuatro camas individuales, desde U$S 137 por habitación. www.waikikibeachsidehostel.com En un hotel, Moana Surfrider (Westin), en Waikiki Beach, tarifa estándar más baja, desde U$S 297 por noche.

Tener en cuenta: Los precios en Hawai son entre un 20% y un 30% más altos que en el continente. Como es territorio de EE.UU., se necesita visa.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.