Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Imperdibles

La historia detrás de la foto del fernet en la Torre Eiffel

Un cordobés que está de intercambio en Bélgica, sacó una foto de un fernet con el emblemático monumento francés de fondo. Su primo la subió a las redes sociales y, en cuestión de horas, se volvió viral.

Por Alejandra Boldo.

Los fanáticos del fernet saber que tomar esta bebida es la mejor manera de pasar un buen momento, independientemente del lugar donde se esté. Incluso, sus más fieles seguidores, aquellos que hacen de este trago un verdadero culto, son capaces de llevarlo hasta el fin del mundo con tal de poder disfrutarlo en cualquier lugar.

Entre esa legión de incondicionales, está Mateo Villarroel, un joven cordobés oriundo de Río Tercero que no duda en llevar su clásico fernet con cola a todas partes. De hecho, su fanatismo lo inmortaliza en fotografías, una de las cuales se viralizó de manera sorprendente en la red social Twitter.

La instantánea en cuestión es el típico fernet con coca, preparado en el tradicional vaso cordobés (una botella de plástico cortada), con la Torre Eiffel de fondo. En cuestión de horas, la imagen ya superó el 1,7 millón de visualizaciones (que sigue aumentando), tiene más de 5 mil retuits y alrededor de 60 mil me gusta, todas cifras que se siguen engrosando.

La imagen del posteo en Twitter que se volvió viral.

Mateo mandó la foto al grupo familiar (desde Europa) y su primo Juan Pablo Bonis (desde Río Tercero) no dudó en compartirla en sus redes sociales. Lo que sigue es una divertida historia detrás de esa imagen. Voy de Viaje habló con sus protagonistas: el autor de la foto y el que la convirtió en viral. 

Con vos, a todos lados

Mateo Villarroel tiene 18 años y está estudiando en Bélgica, donde forma parte del programa de intercambio de Rotary. Viajó en agosto pasado, y el día que se fue puso en su valija una botella de medio litro de fernet. Su idea era, justamente, inmortalizar la típica bebida cordobesa en los edificios o monumentos más emblemáticos de los lugares que pudiera visitar.

Este último fin de semana viajó a Francia con sus compañeros y, por supuesto, llevó una medida para cumplir con su propósito. 

"Disfrutar de un fernet, con amigos, es algo tan nuestro, tan argentino, que es un orgullo llevarlo a todos lados. Y para demostrar que estamos por todo el mundo, que la bebida está en todos lados, hice la secuencia. Ya saqué la misma imagen en tres puntos: Holanda, los Alpes Suizos y París. La idea es que vean que en esos sitios hay un cordobés disfrutando de un fernet", explica Mateo.

Luego de sacar la foto, el cordobés la compartió con su familia, por el grupo que tienen en WhatsApp. Apenas la vio, su primo Juan Pablo la subió a su cuenta de Twitter. Y, claro, se volvió viral. Por el fernet, por el improvisado vaso tan cordobés como la peperina, por la postal de fondo, por el entorno y hasta por una cuestión de sentimiento, la cierto es que en pocas horas se viralizó y hasta trascendió las fronteras de la red social del pajarito. 

"Apenas vi la foto, no lo dudé y la subí a Twitter. Más allá de la gracia de que haya un fernet en botella cortada adelante de la Torre Eiffel, la imagen era de muy buena calidad. Supuse que iba a causar impacto, pero no imaginé que se iba a propagar tan rápido y de esa manera. No le dije nada a Mateo y me mandé", relata Juan Pablo sobre cómo volvió viral la instantánea de su primo. 

A Mateo lo alertaron otros amigos, que al ver la foto se comunicaron por mensaje con él para preguntarte si era verdaderamente su foto. "Le hablé a mi primo y le pregunté qué había pasado y me contó cómo habían reaccionando los usuarios. Con el paso de las horas se difundía cada vez más. Era una locura. No lo podía creer. Sinceramente me puse muy contento, obvio que por los mensajes y todos los comentarios. Pero más me gustó que la gente se haya sentido representado, sobre todo Argentina. Eso me hizo sentir muy bien", detalla el riotercerense. 

Mateo insiste en que su única intención es mostrar que el fernet está en todos lados, que la tradición cordobesa también trasciende fronteras. Disfruta mucho el hecho de sacar este tipo de fotos, y obvio también de tomar el fernet. 

Más allá de lo que pasó en este caso, el joven asegura que seguirá produciendo las divertidas secuencias fotográficas. Estará estudiando en Europa hasta agosto próximo. Tiempo le sobra, aunque ahora tiene un pequeño problema: el fernet que llevó ya se le acabó. En París, usó la última medida y ahora deberá pensar cómo lo resuelve. Comprar una botella allá es una alternativa, aunque el precio no tanto: cuesta alrededor de 18 euros (unos 774 pesos argentinos). Seguro encuentra una solución. 

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.