Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

La habitación en los Alpes Suizos que no tiene paredes ni techo

La suite Schwendi de Zero Real Estate propone un contacto directo con la naturaleza y ofrece las vistas más increíbles. La lista de espera para dormir ahí es de 4.500 personas.

Por Redacción Voy de Viaje.

Para todos aquellos que buscan un hotel lleno de lujos, existe una habitación que garantiza un millón de estrellas. En realidad, no se sabe si comodidades son las que sobran, pero sí hay certeza de que las vistas son únicas.

Se trata de la suite Schwendi de Zero Real Estate, que no tiene paredes, ventanas ni techo. El entorno es inigualable: está situada en el bosque aislado de Wildhaus, Toggenburg, en los Alpes Suizos. El año pasado había sorprendido a miles de personas con su innovador concepto, y este año volvió para que los que no la pudieron visitar tengan una nueva oportunidad.

Los motivos

Las mentes detrás de esta idea son los suizos Frank y Patrik Riklin, que pensaron que podían, al mismo tiempo, ahorrar el dinero que invertirían en obras de arte para adornar la habitación y ofrecerles a los huéspedes vistas increíbles “en vivo y en directo”.

Si bien quienes decidan alojarse aquí tendrán un trato de lujo –que incluye un mayordomo personal para que cumpla con todos los requisitos–, la idea es que no necesiten nada en ese momento y que puedan experimentar el contacto con la naturaleza.

¿Cómo llegar?

Los interesados deben dirigirse al Hotel Alpenrose, desde donde un mayordomo los acompañará hasta la habitación sin paredes. Una vez allí, no hay mucho más que hacer que disfrutar de un paisaje dominado por las montañas y por el lago Schewndisee.

De todas formas, el problema no es llegar al lugar, sino conseguir fecha para dormir allí. Y es que la lista de espera de los últimos dos años cuenta con nada más y nada menos que 4.500 personas. Quienes no pierdan las esperanzas pueden intentar hacer una reserva en la página web del establecimiento. 

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.