Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Curiosidades

Los fiordos noruegos: postales del paraíso

En aquel país existen más de mil, y sus paisajes asombran a quien los conozca. Por qué son el símbolo de Noruega.

Por Redacción Voy de Viaje.

Hay más de mil fiordos en Noruega, estos grandes lagos azules de agua salada, que son brazos prolongados de los mares que se meten tierra adentro.

Rodeados muchas veces de acantilados extraordinarios a cada lado, ofrecen imágenes que son de película, incluso para remontarse al pasado vikingo.

Son las principales atracciones de este país, y su principal símbolo: evocan imágenes de una época en que la gente vivía de la agricultura en un entorno increíblemente empinado y rocoso (en algunos lugares todavía lo hacen). Y en la que se podía vivir de los árboles frutales en flor.

Aunque al ver las imágenes los paisajes parecen salvajes, las zonas son fáciles de explorar, tanto por cuentapropia como a través de visitas guiadas, que te llevan por aldeas pequeñas y remotas, por los senderos de montaña o una excursión por el glaciar. 

En aquel país, la conservación medioambiental es lo primero, tanto para los turistas como para los locales, y piden que quede el menor rastro de la presencia de visitantes en toda su geografía.

En una visita a los fiordos noruegos, se puede hacer de todo: aprovechar la paz y la tranquilidad, participar de actividades de turismo aventura, o simplemente disfrutar de esas postales increíbles a cada paso.

En los fiordos se puede hacer senderismo por rutas sencillas, paseos por pueblos, visitar miradores y puntos de interés, como sorprendentes cascadas escondidas, o elegir mayor complejidad en caminatas de montaña, hacer kayak, remo de pie, rafting, senderismo por el glaciar, escalada, o la pesca en mar, fiordos, lagos y ríos.

También hay numerosos sitios de interés histórico, como restos de antiguas edificaciones, museos de arte y folklore, museos al aire libre, y vestigios vikingos. Entre los sitios Patrimonio de la Humanidad de la Unesco se encuentran el muelle de Bryggen en Bergen, la iglesia medieval de madera de Urnes, los fiordos Nærøyfjord y Geirangerfjord, así como sus alrededores.

Hay en la zona varios parques nacionales con rutas señalizadas, cabañas de ocupación libre, refugios acondicionados, animales salvajes, lagos, ríos, glaciares, y centros de información al visitante.

Los fiordos noruegos, representados por el Geirangerfjord y el Nærøyfjord, obtuvieron el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 2005: "Su excepcional belleza natural deriva de sus paredes de roca cristalina estrechas que se alzan hasta 1.400 metros desde el Mar de Noruega y se extienden 500 metros bajo el nivel del mar. Las escarpadas paredes de los fiordos incluyen numerosas cascadas, mientras que ríos cruzan libremente sus bosques caducifolios y de coníferas hasta los lagos glaciares, los glaciares y las escarpadas montañas".

Temas: #Noruega
2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.