Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Exóticos

Este pueblo construido sobre un precipicio es increíble pero real

Una ubicación extraña para un pueblo con una historia aún más curiosa. Este imponente mirador natural no es apto para gente con vértigo. 

Por Redacción Voy de Viaje.

Hay algunos lugares alrededor del mundo que parecieran desafiar las leyes de la naturaleza. Construcciones históricas en sitios insólitos, templos hundidos en la tierra e incluso lugares levantados al borde del abismo. Castellfollit de la Roca es uno de ellos.

Un vistazo al vacío

Construido sobre un risco de basalto de 50 metros de altura, este antiguo pueblo de Cataluña se asegura no pasar desapercibido. Es un sitio histórico, casi detenido en el tiempo, cuyas casas conservan el encanto de antaño. Junto a las viviendas, también al borde del precipicio, se alza una iglesia de piedra llamada Sant Salvador, erigida en el siglo XIII.

Detrás de escena

Se encuentra rodeado de naturaleza, sus límites están marcados por la confluencia de dos ríos y sus alrededores son de abundante verde. La inmensa caída sobre la que se asienta tiene origen volcánico: hace miles de años diferentes erupciones cubrieron la montaña de lava y crearon paredones de basalto, lo que se ve ahora es el resultado de la erosión de los ríos sobre estos restos de lava.

De realeza y batallas

A pesar de su peculiar localización este municipio fue muy codiciado a lo largo de la historia y fue objeto de varias disputas medievales. En 1380 una condesa lo vendió a la corona y así comenzó Castellfollit su recorrido por diversas familias de la realeza. En el año 1657 fue escenario de una lucha con tropas francesas y volvió a ser campo de batalla en 1809-1810 y 1874. Aún así, entre volcanes, condesas y tropas, Castellfollit de la Roca se mantiene en pie, al borde del abismo.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Vera Obnosova (@veraobnosova)

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.