Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Playas

Esta isla demuestra que lo bueno viene en frasco chico

Little Palm Island es una isla privada en el Caribe que funciona como un hotel. Está llena de palmeras y, además de playa, ofrece distintas actividades al aire libre.

Por Redacción Voy de Viaje.

Little Palm Island, una pequeña isla en San Vicente y Las Granadinas (en el Caribe), recibió su nombre unos años atrás, cuando sus dueños decidieron plantar allí cientos de palmeras. Valió la pena: era el toque final que necesitaba para parecerse a un paraíso.

El territorio, de 54 hectáreas, se convirtió en un lujoso hotel al que sólo se puede llegar en lancha desde Union Island. Por eso se trata de un lugar aislado, al que suelen ir siempre los mismos huéspedes.

Otra opción: Descubrí la isla privada de Disney a la que sólo podés llegar en crucero.

Con aguas azules, arena blanca y muchísimas palmeras, es un destino ideal para desconectarse y relajarse. Allí no hay wifi ni autos, ni tampoco existe la vorágine de la ciudad. El objetivo es que los huéspedes se sientan en casa y sean atendidos cuidadosamente por el personal, que se encarga de conocerlos y darles un trato único.

Además de disfrutar de la playa, se puede ir al agua con kayaks o con tablas. Otra opción es la bici: la isla se recorre en 15 minutos y en el camino hay varias sorpresas. Finalmente, no faltan los tratamientos de belleza y spa para quienes prefieran descansar.

Vale aclarar que, como el número de personas que ingresa a la isla está limitado por la disponibilidad de las habitaciones, Little Palm Island siempre se mantendrá tranquila y alejada de las multitudes.

Te puede interesar: Costa Rica, el refugio verde de América Central.

Respeto por el entorno

La construcción del primer hotel en este territorio se inició en 1966, a manos de su propietario, John Coldwell. Actualmente hay 20 lujosas villas preparadas para recibir a los huéspedes. Todas fueron edificadas con materiales ecológicos para respetar el entorno; inclusive las casas de las aproximadamente 50 personas que viven en Little Palm Island, que son las encargadas de atender y cuidar el lugar.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.