Buscar Buscar Comentar Comentar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Aventura

Esquiar en verano: Aspen, una excelente forma de escaparse del calor

Una opción diferente para estas vacaciones es volar al hemisferio norte y aprovechar las montañas nevadas de Aspen (EE.UU.), el paraíso del esquí y el “snowboard”.

Por Andrés Blanco.

“No te sientes; si te sentás, te vas a caer”, repite una y otra vez Freddy, un instructor de esquí sueco con la paciencia de un buen profesor.

La nieve es suave y, al avanzar con las tablas en los pies, se siente el sonido de los copos aplastándose contra el piso. Hacia adelante, la pista baja pronunciada y el horizonte no permite ver lo que espera. El sol calienta el cuerpo y la adrenalina de principiante en una pista avanzada hace lo suyo.

DATOS ÚTILES. Información útil para vivir una aventura en Aspen.

En Aspen (Estados Unidos), todo está pensado para que hasta el menos preparado para este deporte pueda disfrutar de cada paso. Aunque se caiga una y otra vez. Con un día de práctica y un buen instructor, uno ya se puede tirar desde la aerosilla por pistas básicas, divertidas y desafiantes para principiantes.

Más allá del deporte

A Aspen se puede acceder desde Córdoba por Copa Airlines con conexión en Panamá. El vuelo llega a Denver y, desde allí, un transfer de cuatro horas nos conduce al paraíso del esquí y el snowboard.

Una buena opción es pasar una noche en Denver para entrar en clima de viaje y aprovechar para conocer la capital del estado de Colorado. Se ubica al pie de las Rocallosas, el cordón montañoso más importante de Estados Unidos. Es una ciudad joven: la población se asentó allí tras la fiebre del oro en 1858 y, desde entonces, no ha parado de crecer y recibir inmigrantes de distintas partes del país.

Hoy, Denver ofrece buenos lugares para probar una gastronomía de nivel, mientras se puede caminar sus calles y disfrutar de su imponente arquitectura de época. Sus restaurantes disponen de variadas cartas, entre las que se destaca la carne de cordero y bisonte. Y es que, según cuentan, en la ciudad se instalaron muchos chefs reconocidos de Nueva York y San Francisco.

Antes de seguir viaje, puede ser una buena idea aprovechar para hacer unas horas de shopping en el Cherry Creek.

Camino a la nieve

La autopista de montaña avanza por un valle entre picos nevados y llenos de coníferas: estamos surcando una vía sobre el cordón de las Rocallosas. En invierno, en esta zona atardece temprano, y viajar por esa ruta con el sol cayendo es un espectáculo. Un cartel a un costado del camino indica que Aspen está cerca.

Llegar a un destino de noche es la mejor forma de conocerlo. Las luces de los autos van marcando el camino y la imaginación se prepara para lo que vendrá. Es un modo de transportarse a otro mundo, a otro lugar.

De día, todo amanece de blanco. Una buena capa de nieve cayó durante la noche y estamos listos para esquiar. Freddy será nuestro instructor: un sueco de 52 años que vive en Aspen desde hace más de 20 y que esquía desde los dos. Su humor no parece el de un nórdico: está siempre alegre y dispuesto a repetir las indicaciones para principiantes las veces que haga falta. Para quien nunca esquió, Aspen es un excelente lugar para aprender; pero también lo es para los más avanzados, esos que buscan pistas negras o doble negras.

Desde diciembre, los techos de las casas se tiñen de blanco. Hay gente caminando con botas de esquí y snowboard en cada esquina, y los colectivos llevan soportes para transportar tablas.

Aspen es un pueblo tranquilo pero con estilo. Hay locales de marcas de lujo y hoteles cinco estrellas. Para los menos pretenciosos, una buena opción es hospedarse en Aspen Snowmass, un centro de esquí muy cercano que ofrece opciones de alojamiento más accesibles para quienes viajan en familia.

Cuatro montañas

Este destino está sobre la base de Ajax o Aspen Mountain, y es un excelente centro de esquí para intermedios o avanzados en el deporte. Sin embargo, en los alrededores del pueblo existen otros centros de esquí con características diferentes: Aspen Snowmass, Aspen Highlands y Buttermilk Mountain.

Comentá esta nota

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.