Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Escapada a Chile

Santiago combina los recorridos por “shoppings” y paseos comerciales con sitios culturales, arquitectura modernista, tradición y excelente gastronomía. Esta gran urbe, tal vez la capital del Cono Sur que más ha cambiado en la última década, resulta muy tentadora.

Por Christian Quinteros (Especial).

Santiago de Chile dejó de ser un destino olvidado a la hora de viajar en plan de vacaciones o bien, para una escapada de fin de semana largo. Además de su cercanía –en distancia y en tiempo– se suman diversos motivos: por ejemplo, Chile tiene tratados de libre comercio con países desde donde llegan productos hasta un 70 por ciento más baratos que en Argentina. 

(fotografías de Christian Quinteros )

La capital trasandina es dueña de un valioso patrimonio cultural, con lugares y sitios de gran interés para visitar y recorrer. Además, su gastronomía goza de prestigio internacional, siendo la cocina criolla chilena una de las más ricas de Latinoamérica. Sin embargo, el motivo que lleva a muchos argentinos a cruzar la cordillera es que Santiago se convirtió en el nuevo destino de quienes hacen del viajar un disfrute para comprar, con la posibilidad de acceder a una amplia variedad de marcas y productos a precios muy inferiores a los de la Argentina.

Caminar y comprar

La mejor manera de conocer la ciudad es recorrerla a pie, aunque las distancias se pueden acortar a través del metro, uno de los sistemas de transporte subterráneo más modernos y eficaces del mundo. Recomendamos utilizar una tarjeta magnética recargable –denominada Bip!– que sirve para combinar las líneas de la red y los microbuses que facilitan la movilización por el área urbana.

PROMO. ¡Viajá de compras a Santiago de Chile en la mejor fecha!

Plaza de Armas. Está rodeada de edificios antiguos. (fotografías de Christian Quinteros )

El río Mapocho, que atraviesa la ciudad, sirve de orientación para el turista, quien puede visitar las zonas y sitios de interés que quedan hacia ambos lados. La comuna de Providencia –la “Capital de la capital”, tal como le llaman– concentra la actividad comercial, financiera y social de Santiago. Allí podemos caminar hacia un lado del río por el sector que más cambios manifestó en los últimos años, con antiguas y tradicionales construcciones que parecen disputarle el espacio a majestuosos edificios, como Costanera Center, el shopping más grande de Chile. Este centro comercial incluye negocios de marcas nacionales e importadas que ofrecen precios tentadores para quienes están dispuestos a agotar el saldo de sus tarjetas, principalmente a la hora de comprar ropa, calzados y tecnología. 

El broche de oro es subir hasta el Sky Costanera, el mirador instalado en la parte superior de la torre de 300 metros de altura, la más grande de América del Sur, para obtener una imponente vista en 360 grados de toda la ciudad. Si la idea es recorrer centros comerciales de nivel, los shoppings más caros –Alto Las Condes y Parque Arauco– se encuentran en la comuna Las Condes, el exclusivo sector de la clase alta santiaguina. 

Arte y bohemia 

Muy cerca de esta zona encontramos el Parque de las Esculturas, un verdadero museo a cielo abierto donde se exhiben obras de escultores chilenos. Además, allí se realiza el prestigioso festival de jazz de verano al aire libre. Hacia el otro lado del río Mapocho llegamos a barrio Bellavista, con bares, restaurantes y boliches que se multiplican sobre la calle Loreto. En esta zona también podemos visitar “La Chascona”, una de las casas que perteneció al escritor Pablo Neruda, hoy convertida en museo y centro cultural. 

Barrio Lastarria. Conserva las casas originales de las primeras familias de Santiago. (fotografías de Christian Quinteros )

La bohemia tiene su punto de encuentro en los barrios Bellas Artes y Lastarria, sector que conserva las casas originales de las primeras familias de la ciudad, atravesado por callecitas y pasajes invadidos por cafés, restaurantes, bares, disquerías, librerías, tiendas de diseño, galerías de arte y centros culturales. 

En esta zona de Santiago de Chile se encuentra el Centro Cultural Gabriela Mistral, destruido durante la dictadura militar y, posteriormente, recuperado en una imponente joya arquitectónica metálica, de aspecto oxidado, combinada con hormigón. El conjunto de manzanas que comprende este sector urbano está custodiado por dos pulmones verdes: el Parque Forestal y el cerro Santa Lucía, este último antiguo sitio utilizado por los mapuches como refugio ante el avance de la conquista española. Allí, donde Pedro de Valdivia fundó la ciudad en el año 1541, hoy funciona un atractivo paseo con fuentes de agua y senderos interpretativos.

Plus

Bellas artes

El arte chileno tiene su palacio en el Museo Nacional de Bellas Artes. Creado en 1910, ocupa un elegante edificio art nouveau, en el Parque Forestal. Su cúpula de vidrio fue diseñada y construida por la Compagnie Centrale de Construction de Haine-Sanit-Pierre (Bélgica). El peso de la armadura del domo es de 115 mil kilos, con 2.400 piezas. Entrada gratuita.

(fotografías de Christian Quinteros )

Mercado central

Es ideal para los amantes de las ferias y de la fotografía urbana. En este espacio se destacan pescaderías que ofrecen especialidades como el caldillo de salmón, la centolla y el congrio, pescado frito del día, y una gran variedad de mariscos y frutos de mar, acompañados por pisco.

Sky Costanera

Esta torre de 300 metros de alto es la más grande de América del Sur. Desde su mirador, se obtiene una imponente vista en 360 grados de Santiago de Chile. Abierto todos los días, de 10 a 22; último ascensor, a las 21. Entradas: de lunes a jueves, adultos $ 100 pesos y niños, $ 60; de viernes a domingos y feriados: adultos, $ 160 y niños, $ 100.

La “Miami sudamericana”

Marcas y precios de Miami a menos de dos horas de avión y sin necesidad de tener visa: esa es la fórmula imbatible que ofrece el país vecino, convertido en el boom del turismo de compras. Atravesar la cordillera con la finalidad de traer productos que aquí no se consiguen es, para muchos, un viaje programado, al menos, una vez al año. 

Chile cuenta con tratados de libre comercio con China, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, haciendo que productos importados desde esos países sean hasta un 70 por ciento más baratos que los que se encuentran en Argentina, además de contar con negocios de firmas que aquí no llegaron o que se fueron hace tiempo, tal como sucede con muchas marcas de ropa. Para tener en cuenta: enero y julio son los meses elegidos para conseguir promociones y ofertas sobre los precios de temporada.

Agenda de compras. En enero y julio, los negocios santiaguinos ofrecen promociones y ofertas de temporada. Además de precios accesibles, en Santiago se consiguen marcas internacionales que no se ven en la Argentina.

La ciudad que baila

Santiago de Chile se caracteriza por ser una ciudad donde la diversión popular se traduce en música. Para vivir esta experiencia, lo más emocionante es concurrir a alguno de los sitios donde el chileno se encuentra con amigos para comer, tomar y agitar su pañuelo al ritmo de la cueca urbana o cueca brava. 

Sugerimos: El Huaso Enrique (Maipú 462, zona Centro), La Chimenea (Príncipe de Gales 90, zona Centro) y Club Matadero (Av. Santa Rosa 2260, segundo piso, barrio Matadero). Precios: tablas para dos personas, desde 200 pesos; empanadas de queso, 30 pesos; parrillada de pescados y mariscos para dos personas, desde 500 pesos; ceviche, desde 130 pesos; pastel de choclo (plato típico), 110 pesos; pisco, 50 pesos; cerveza nacional, 56 pesos.

Yo estuve allí

Gabriela Gutiérrez (35), porteña. “Estuve en febrero pasado. Una estadía de dos días completos alcanza para visitar puntos turísticos y hacer compras, aunque recomiendo una estadía más prolongada. Me encantó el Costanera Center para ir de shopping, con buenas opciones gastronómicas y, sobre todo, con grandes tiendas de marcas internacionales como H&M, Forever 21, Mango. La diferencia de precios en la ropa es enorme, y con la misma calidad que en locales de otras ciudades del mundo. Yo combiné mi viaje con paseos por Bellas Artes y Lastarria, donde además de museos y centros culturales, hay galerías en donde perderse y comprar de todo”.

Paula Alvarado (47), rosarina, vive en Santiago. “Trabajo en el área de la música. En este rubro, la ciudad tiene una amplia oferta de actividades, de lunes a lunes, en todos lados: desde centros culturales de comunas y teatros hasta espacios verdes, bares y pubs con música en vivo. En verano, recomiendo el Festival de Jazz al aire libre en el Parque de las Esculturas, con artistas nacionales e internacionales y entrada gratuita. En teatro Oriente podemos escuchar conciertos de música sinfónica, donde participan cantautores nacionales de trayectoria. En los locales del centro hay música en vivo, y además se puede escuchar y bailar cueca brava, el baile nacional”.

Patricio Márquez (46), chileno, vive en isla de Chiloé. “Cada vez que viajo a la capital de mi país por trabajo, visito lugares para comer y disfrutar de la gastronomía de Santiago, que es muy buena. 

Mis sitios preferidos están en el Mercado Central y en el Mercado Vega Central, donde se pueden probar platos típicos, con productos frescos, y a precios muy baratos. 

Para salir a comer y divertirse, los recomendados están en la zona de Bellavista. 

También hay restaurantes de muy buen nivel; muchos figuran en las listas de los mejores restaurantes del mundo, aunque el precio es algo más elevado. Pero vale la pena darse el gusto, cada tanto”.

Datos útiles

CÓMO LLEGAR: vuelo directo Latam (Córdoba-Santiago de Chile) de una hora y 15 minutos, 8.500 pesos en clase económica (ida y vuelta). Algunas agencias ofrecen vuelos promocionales desde 2.500 pesos, en fechas determinadas. 

PASEOS: Plaza de Armas, ideal para fotografiar edificios públicos como el Correo, Municipalidad, la Bolsa de Comercio y la Catedral; Palacio de la Moneda, sede del Poder Ejecutivo nacional, para presenciar el cambio de guardia y visitar el Centro Cultural Palacio La Moneda; Paseo Ahumada, sector de peatonales para andar por calles Nueva York y La Bolsa; Barrio Italia, entre Providencia y Ñuñoa, es el soho de Santiago.

GASTRONOMÍA: en el Mercado de las Flores y el Mercado Vega Central los platos típicos se degustan compartiendo las mesas con los puesteros del lugar. A la hora de tomar buenos tragos, La Piojera. Por este histórico bar (funciona desde 1896) pasaron las personalidades más importantes de la cultura y la política de Chile. 

ALOJAMIENTO: habitación base doble en hotel cinco estrellas, 2.300 pesos por noche (con desayuno); aparts desde 1.500 pesos; hotel boutique, desde 1.300 pesos con desayuno. Alojamientos económicos: 750 pesos en el centro (habitación base doble con desayuno). Un espacio o dormitorio en departamento y casa cuesta cerca de 600 pesos por persona la noche. 

MÁS DATOS: www.santiagocapital.cl

2016. Todos los derechos reservados.
La Voz.